Aprende a decir no con libertad

Aprende a decir no con libertad

Existe un aprendizaje básico y muy importante en la vida y que sin embargo cuesta mucho a algunas personas que han sido educadas en un ambiente en el que pesa mucho el qué dirán. No es una palabra breve pero tiene un gran significado. Por ello, tienes que aprender a decir no cuando no quieres hacer algo que rompe con tu orden de prioridades y que te genera un gran rechazo.

Decir no cuando quieres decir sí en realidad, es agotador, por tanto, aprende de la experiencia, analiza cómo te sientes después de haber dicho sí cuando querías decir no y vive tu vida siendo coherente con tu modo de ser y de pensar porque tú eres tu propia brújula.

La comunicación también tiene sus barreras, pero son muchos más los muros que nos ponemos nosotros mismos que los muros externos. Cuando una persona teme decir no en realidad tiene miedo de lo que pueda pensar el otro, teme el rechazo y se asusta del qué dirán.

Aprende a decir no porque eres libre de decidir qué quieres hacer, cuándo y dónde. Por supuesto, si una persona te importa, a nivel asertivo, también es muy enriquecedor que expliques los motivos concretos por los que no puedes hacer en ese momento eso que te ha pedido. Cuando das una explicación a otra persona se siente más tranquila.

Aprende a decir no y sé feliz porque en más de una ocasión, aunque pueda resultar difícil decir no en un primer momento, en realidad, es liberador quitarte un peso de encima.

Es importante que siempre digas que no cuando algo vaya en contra de tus ideas y de tus valores porque en ese caso, vas en contra de tu verdadera esencia.
Cuando dices que no a alguien también te dices que sí a ti mismo.

Foto – Servicio de Promoción de la Salud