Cómo mejorar tus relaciones familiares en Navidad

Christmas Boycott

Existen muchas personas que imaginan catástrofes en Navidad, es decir, no disfrutan de esta época del año porque arrastran conflictos con seres queridos y conocidos. Sin embargo, es importante pensar en positivo y descubrir la Navidad 2013 como una nueva oportunidad para mejorar las cosas dentro  del hogar.

Nunca lo des todo por perdido porque los seres humanos, y todavía más cuando existe amor de por medio, pueden sorprenderte en positivo mucho más de lo esperado.

1. En primer lugar, durante las fiestas de Navidad es muy importante que des menos valor a los regalos materiales y potencies la importancia de los pequeños detalles. Por ejemplo, dar protagonismo a los seres queridos en las conversaciones y practicar la escucha activa sin juicios.

2. Puedes mandar una felicitación de Navidad a todos tus seres queridos ya que incluso puedes optar por un powerpoint con el objetivo de que este detalle te resulte más económico al no tener ningún tipo de gastos de envío.

3. Piensa en ti y en aquello que quieres hacer estas Navidades, pero además, piensa en cómo puedes integrar a tus seres queridos en alguna de esas actividades. Por ejemplo, puedes ir al cine en buena compañía mientras disfrutas de tu película favorita.

4. Deja de ponerte en el rol de víctima, es decir, deja de comportarte como si solo los demás cometieran errores cuando tú también tienes tantos fallos que evitar en tu vida. Hoy es un buen día para aprender a vivir mejor, con el corazón más abierto a la verdad y más atento a los demás.

5. Si recibes a tus familiares en casa, entonces, sé un buen anfitrión. Si por el contrario tú eres el invitado entonces, intenta estar a la altura de las circunstancias. Puedes llevar una caja de bombones como detalle especial.

6. Dedica esos días a descansar y presta menos atención a los asuntos de trabajo porque ya tendrás tiempo a lo largo del año de fijarte en tus metas profesionales.

Cómo recuperar la autoestima después de haber sufrido maltrato

Convivencia intolerable / intolerable life together

Hoy se celebra el Día Mundial contra la Violencia de Género en una clara apuesta por la erradicación de la violencia contra la mujer. Tristemente, existen casos de mujeres que mueren a manos de sus maridos, sin embargo, también existe otra parte de la historia que tiene un final distinto.

Existen mujeres que denuncian la situación y consiguen iniciar una nueva vida con mucho trabajo personal, apoyo y esfuerzo para empezar una nueva vida de esperanza.

¿Cómo recuperar la autoestima después de haber sufrido maltrato?
1. En primer lugar, es importante saber que se puede superar este tipo de dolor, para ello, conviene poner el foco de atención en el testimonio valiente de personas que han logrado salir adelante. Los medios de comunicación pueden ejercer una influencia muy positiva en este sentido.

2. Contactar con una asociación de mujeres afectadas por la misma situación puede ser de gran ayuda para contar con apoyo emocional y asesoramiento, además de poder halar en un entorno de confianza con otras personas que han vivido un sentimiento similar. Esta pertenencia al grupo aporta más confianza y fortaleza.

3. Hacer un proceso psicológico también puede ser muy importante para retomar las riendas de la vida con más seguridad en uno mismo. El proceso es lento y gradual, por ello, hay que dar tiempo al tiempo entendiendo que no es fácil pero sí es posible.

4. Existen mujeres que cuando sufren maltrato tardan mucho tiempo en contar la situación a la familia, sin embargo, es muy importante hablar con los seres queridos cercanos porque ellos serán un apoyo fundamental y su amor, un refugio emocional vital.

5. A través del trabajo, cualquier persona también puede recuperar poco a poco su autoestima al sentirte valorada, útil y reconocida por aquello que hace.

6. Rodéate de amigos que te valoran y que te aprecian. No importa que sean pocos, lo habitual es tener pocos íntimos amigos. Lo importante es que no te encierres en ti misma.

¿Quieres mejorar la productividad de tu negocio? Elige bien la empresa de selección de personal

Todas las empresas desean que los niveles de productividad de sus empleados sean los más óptimos. Dejando de lado que ese factor depende de una gran cantidad de variables, dentro de las cuales se encuentran las propias condiciones laborales que propician una mayor o menor motivación, lo cierto es que una buena selección de personal es un proceso esencial para lograrlo.

Cada empresa tiene necesidades distintas, y por eso es esencial que el perfil de los candidatos y, finalmente, de aquellos que son seleccionados, reúnan las características y cualidades que mejor encajen en la dinámica de la empresa para así proporcionar los mejores resultados. Por esa razón, es muy importante contar con empresas de selección de personal, ya que esto marcará la diferencia en la efectividad de los procesos de selección.

Primera fase: convocatoria

En primer lugar, una buena selección empieza por una buena convocatoria. Dejar claras las condiciones y los requisitos que se demandan en los candidatos resulta vital para evitar entrevistas con candidatos que no se adecuan al perfil, así como para llevar a cabo de forma más fluida la primera parte del proceso (recepción de los currículums vitae, primer filtrado y toma de contacto con los candidatos para una entrevista). Ése es el motivo por el cual resulta tan necesario analizar el puesto vacante y definir las necesidades de la empresa.

Segunda fase: entrevista personal

Una vez pasada la primera fase del proceso se procede a conocer a los candidatos mediante una entrevista personal. Si bien previamente se puede haber realizado un primer acercamiento telefónico, la entrevista presencial (u online) servirá para contrastar la información aportada en el currículum vitae y añadir otros datos de interés que nos servirán para completar el perfil del solicitante. Esta parte del proceso es muy importante, ya que es posible que algunas de las características requeridas para el puesto deban ser manifestadas por la persona a la que entrevistamos.

Comprobar su actitud durante la entrevista nos aportará información muy valiosa que deberemos valorar de cara a cubrir la plaza o plazas disponibles; la conversación también nos aportará datos sobre sus intereses, sus valores y sus pretensiones. Es muy interesante realizar una valoración psicológica que nos proporcione una apreciación más atinada del candidato: existen muchos tests (de inteligencia, de actitud, etc.) que nos pueden ayudar a obtener dichos datos.

Tercera fase: criba e incorporación

Tras las entrevistas personales es más fácil realizar la criba que nos llevará a un grupo reducido de personas que opten al puesto: mediante la valoración de la información obtenida, nos aseguramos que, finalmente, los candidatos que permanezcan en el proceso sean aquellos que mejor se adecuen a las características requeridas por la empresa para aportar la máxima productividad y la mejor eficiencia posible, siendo así su incorporación y posterior proceso de adaptación un camino a realizar de forma fluida y efectiva.

 

Cómo recordar los buenos momentos

Ho il tuo profumo sulla mia pelle.

Existen buenos momentos que merece la pena disfrutar y cultivar una y mil veces. Por suerte, los seres humanos podemos saborear desde el momento presente vivencias que quedaron lejanas en el tiempo pero que con solo un recuerdo, se hacen actuales y nos llenan el alma de colores y de vida. Es la vida del pasado que a veces pide a gritos volver al presente.

Es decir, centra tu atención en revivir con frecuencia todo lo bueno que forma parte de tu vida precisamente porque es tuyo, y solo tú puedes dar el valor a todo aquello.
Para recordar los buenos recuerdos del pasado, puedes animarte a elaborar un powerpoint con imágenes familiares en las que incluyas fotos de tus antepasados que ya no están.

Del mismo modo, también puedes poner un marco de fotos bonito a una imagen que es especial para ti y que quieres tener presente en un lugar visible de la casa para poder disfrutar de esa imagen con regularidad.

Para recordar buenos momentos del pasado puedes realizar ejercicios de visualización. Para ello, imagina situaciones felices de tu niñez y recréate en ellas con calma y tranquilidad.

El contacto con la naturaleza también supone entrar en contacto con el silencio que es tan propicio para pensar en uno mismo y reflexionar sobre la propia vida. Para ello, puedes dar un paseo por el campo mientras dejas que las ideas fluyan en tu mente de forma libre.

La única condición es aparcar de tu mente los pensamientos negativos y dar rienda suelta a las imágenes bonitas. Puedes releer las páginas de tu diario para disfrutar desde la perspectiva actual de momentos tan dulces del ayer que gracias al poder de la lectura, son eterno en tu alma y en tu corazón.

Acepta tu cuerpo tal y como es

Tell me, mirror...

Existen muchas personas que tienen luchas interiores al no aceptar su cuerpo tal y como es. En una sociedad en la que el canon de belleza femenino es tan estricto, muchas mujeres viven con complejos, inseguridades y miedos solo por sentir que no tienen un cuerpo que encaja en la talla 38. Lo cierto es que sentirte bien en tu propio cuerpo es un paso básico y necesario para asumir quién eres y ver la belleza que hay en ti.

Pero además, cuando cultivas tu mundo interior y te quieres a ti mismo tal y como eres, también te sientes mucho mejor en tu propio cuerpo.

Te damos estos sencillos tips para asumir tu cuerpo tal y como es:

1. Eres único, por tanto, piensa que eres una persona maravillosa en el mundo y tu cuerpo tiene una belleza que también es única.

2. Mírate a ti mismo a través de los ojos de alguien que te quiere.

3. Cuida tu cuerpo, mímalo, escucha tus sensaciones… Por ejemplo, si estás muy cansado, entonces, regálate una siesta, un buen baño caliente, una sesión de masajes…

4. Evita la adicción al trabajo porque el exceso de trabajo también deja su huella a nivel corporal en forma de estrés.

5. Juega con la moda, anímate a experimentar y a probar cómo te quedan diferentes conjuntos. Existen prendas que realzan tu belleza personal si vistes de acuerdo a tu verdadera personalidad.

6. Relativiza el valor de la belleza porque no lo es todo. La simpatía, las habilidades sociales, el carisma personal, la amabilidad y el amor, son muy especiales y son un tesoro que abre puertas en las relaciones personales.

7. Mírate al espejo y fija tu atención en todas esas partes del cuerpo que te gustan.

Diez tips para superar las malas noticias

Truli - neg  008 Rolleiflex, Carl Zeiss Planar 3.5

Las malas noticias no siempre son fáciles de asimilar, en ocasiones, caen como un chaparrón en la mente del protagonista. Sin embargo, la actitud puede ser determinante para superar las malas noticias con confianza en uno mismo y mucha seguridad. Te damos las claves para asimilar una mala noticia y pasar página cuanto antes:

1. En primer lugar, asume las malas noticias como una parte natural de la vida. Es decir, la vida es así.

2. No asumas la mala noticia en solitario, compártela con alguien porque es muy sano cargar con el peso del dolor gracias a la ayuda de una mano amiga.

3. Nunca te sientas culpable ante una mala noticia. Diferencia entre aquello que depende de ti y lo que no está en tu mano cambiar.

4. Piensa en el lado positivo de lo que ha pasado porque seguro que si te esfuerzas en buscar un pequeño detalle, seguro que encuentras alguna razón por la que puedes pensar en positivo en medio de la decepción.

5. Date unos días para asumir la realidad porque cuando algo duele de verdad, es importante que te des un margen de tiempo para aceptar el curso de los acontecimientos. Especialmente si lo que ha pasado ha roto tus expectativas.

6. Llora si lo necesitas, es decir, expresa tus emociones y tus sentimientos con mucha naturalidad.

7. Descansa, escucha las sensaciones de tu cuerpo, no fuerces la máquina. Ante la tristeza, es normal sentir apatía y desmotivación porque la tristeza te deja más bajo de energía.

8. Cuida de ti y piensa en qué vas a hacer a partir de ahora.

9. Puedes utilizar la escritura como un medio de expresión del dolor interior. Una simple libreta y un bolígrafo pueden darte mucha paz interior.

10. No ignores lo que ha pasado, no es una buena idea reprimir emociones.

Cómo ser un buen invitado

Happy building

Las relaciones personales forman parte de la vida cotidiana de las personas. Es muy importante tomar conciencia de la necesidad de cultivar las relaciones personales. La verdad es que en la actualidad, en medio de la crisis económica, cada vez tienen más protagonismo los planes en casa porque son mucho más económicos. Por ello, en el caso de que acudas como invitado a casa de un amigo es positivo que tengas en cuenta estos consejos no sólo para causar una buena impresión sino también para cuidar esa relación con cariño.

1. En primer lugar, es un gesto de cortesía llevar algún detalle al evento en gesto de gratitud. Por ejemplo, si te han invitado a cenar, puedes animarte a llevar una botella de vino. Otro gesto que también se valora mucho es que te animes a preparar un postre casero especial para la ocasión. Cocinar para otras personas es un gesto de cariño.

2. Llega puntual a la cita pero no antes de la hora marcada. De hecho, cuando se trata de ir a casa de otra persona puede ser muy positivo llegar cinco minutos tarde, así das más tiempo al anfitrión para que prepare todo con tranquilidad. Igual de importante es no demorar en exceso el regreso a casa.

3. Cuando llegues a casa de otra persona, siéntate en el salón o en la cocina, en función del lugar al que te guíe el anfitrión.

4. Puedes corresponder a la invitación que has recibido con un gesto tan sencillo como el decir al anfitrión que te gusta mucho la decoración de su casa.

5. Si te han invitado a ti a una casa para preparar un plan sé muy respetuoso y no lleves a nadie más ya que el hogar es un espacio de intimidad y de privacidad. En caso de que quieras ir acompañado por tu pareja, puedes hablarlo con el anfitrión para saber sus planes.

La relación entre el dinero y la felicidad

Money Hand Holding Bankroll Girls February 08, 20117

El dinero es un factor muy importante en relación con la felicidad, es decir, es fundamental tener una estabilidad económica para tener una seguridad vital y no vivir con la angustia constante de no saber qué pasará mañana.

Este es uno de los grandes problemas de la crisis económica que afecta a tantas familias. De hecho, la angustia no sólo afecta a los desempleados sino también, las personas que tienen un trabajo pero viven con la angustia de no saber si su suerte puede cambiar en algún momento.

El dinero no da la felicidad pero ayuda, al menos, contar con recursos económicos es una premisa importante para llevar a cabo ciertos planes en tanto que la vida humana también tiene un aspecto material.

Ahora que llega la Navidad, los problemas económicos se convierten en una doble fuente de frustración porque esta época del año, de por sí, está asociada con los gastos extra de los regalos, la preparación de un menú especial y la solidaridad de ayudar a los demás.

Sin embargo, la crisis económica también nos está dando la enseñanza de que conviene dar valor a lo esencial y reducir el poder del consumismo propio de la sociedad actual cuando el tener puede llegar a ser más importante que el ser y de una forma totalmente equivocada.

El dinero no da la felicidad porque además, existen cosas que el dinero no puede comprar, por ejemplo, el cariño de otra persona, el amor, la voluntad ajena o la salud. Sin embargo, el dinero sí es un factor determinante para lograr objetivos importantes en la vida como tener un hogar para tener una vida feliz o tener una despensa saludable para preparar la comida cada día.

El dinero es un factor importante de la vida, por ello, también es fundamental pensar en el ahorro como una herramienta de apoyo.

Cómo juzgar menos a los demás

 El turista accidentado

Existe un error habitual que cometen muchas personas al juzgar a los demás en situaciones cotidianas. El juicio de valor suele ser muy injusto puesto que se sentencia como una afirmación de carácter absoluto. Para juzgar menos a los demás, conviene tener presente que una persona desde fuera no puede tener la perspectiva general de una situación vinculada con alguien ajeno. Por tanto, toma esta distancia con la prudencia que te reporta mirar desde el otro lado de la barrera.

Por otra parte, tienes que partir de la premisa real de que cada persona es distinta, por tanto, existen tantas formas de ver el mundo como personas habitan en él. Por tanto, cuando des mucho peso a tu criterio recuerda que tu opinión también es relativa si tienes en cuenta que incluso, tu mejor amigo es muy distinto a ti. No existen dos personas que puedan ser tratadas como si fuesen dos fotocopias. En ese caso, las personas no serían tal y serían objetos.

Escucha abiertamente y con la mente atenta en el mensaje externo lo que otra persona tiene que decirte. Deja la censura  interior de prejuicios y sé observador para aprender algo bueno de los demás.

Recuerda que las diferencias personales son una oportunidad para aprender de los otros. El mundo sería muy aburrido si las personas estuviesen hechas a partir de un único modelo. Cuando estás con personas que toman la costumbre de criticar                a los demás, marca límites claramente, cambia de tema y explica que a ti no te gusta ese juego. Criticar a los demás no te aporta nada bueno por ello, invierte tu tiempo en algo que te haga crecer a ti.

Piensa en positivo y trata a los demás en la forma y en el modo en que te gustaría ser tratado a ti. Con respeto, atención y cariño.

Nuestra ropa también habla de nosotros

Dentro del conjunto de aspectos que determinan la comunicación no verbal, existe uno que, muchas veces, no es tenido en cuenta con la debida importancia, pero que sin embargo tiene un gran efecto a la hora de ayudar a formar una opinión sobre los demás y sobre nosotros mismos. Estamos hablando de la ropa y los complementos que elegimos para vestirnos en nuestro día a día. A pesar de que la moda o el estilo personal pueden ser considerados como algo secundario a la hora de juzgar nuestra personalidad y/o actitudes profesionales, lo cierto es que éste es un elemento clave a la hora de causar una primera impresión en situaciones determinantes, como por ejemplo una entrevista de trabajo.

Y es que, a través de la ropa (y también de cómo la llevamos), enviamos determinados mensajes al resto de la sociedad. A veces lo hacemos de forma intencionada y consecuente: tenemos el propósito de dar una imagen de nosotros mismos y lo potenciamos a través de la ropa, dando una entidad visible a nuestra personalidad. Otras veces, sin embargo, actuamos de forma inconsciente, aunque el efecto sobre los demás termina siendo el mismo. A través de la información que podemos emitir y recibir, conformamos opiniones sobre los otros (y también somos objeto de opiniones ajenas); y esto no es el resultado de un sólo elemento, sino de todo un conjunto de variables.

Por ejemplo, hay colores determinados con los que podemos transmitir sensaciones concretas. No es casual que, en los entierros, se deba llevar ropa en tonos discretos; por regla general, los colores llamativos resultan inapropiados en un ambiente así, o incluso una falta de respeto. De la misma manera, es lógico que, cuando elegimos la ropa que llevaremos en una entrevista de trabajo, estemos dando información sobre nosotros mismos de antemano. El uso de colores sobrios puede representar discreción y seriedad; los colores más fuertes pueden revelar una personalidad acorde y, quizás, liderazgo. Una indumentaria indebida, como pueden ser piezas de ropa demasiado provocativas o informales, pueden situarnos automáticamente fuera de un proceso de selección.

Lo mismo sucede en nuestros puestos de trabajo; los empleos de oficina o aquellos relacionados con el mundo empresarial o de negocios suelen conllevar un estilo de ropa más elegante y formal, mientras que otras ocupaciones pueden requerir estilismos más elaborados, llamativos o alegres. Cuando vamos a una tienda de ropa, esperamos que tanto los dependientes como las dependientas vistan una ropa acorde a la imagen del negocio (ya sea vistiendo la misma ropa de la marca o una estética similar). De igual forma, cuando asistimos a una reunión o una conferencia en nombre de nuestra empresa, se espera que demos una buena imagen de nosotros mismos, ya que en ese momento la estamos representando. Por eso, una ropa inadecuada, puede ser un error que tenga consecuencias importantes en nuestra actividad laboral.

Finalmente, hay que tener en cuenta como, muy a menudo, nuestros estados emocionales influyen en la ropa que elegimos llevar. Es posible que, de forma inconsciente, elijamos piezas de ropa más oscuras y discretas cuando nuestro estado emocional no se encuentra en su mejor momento; y, evidentemente, existe una correlación directa entre nuestra personalidad (o la que queremos transmitir) con la ropa que escogemos.

En conclusión, el conjunto de nuestra indumentaria, desde la ropa hasta los complementos, pasando incluso a otros aspectos como son el peinado, el calzado o si llevamos o no tatuajes, ejercen de prisma a través del cual proyectamos parte de nuestra personalidad y de nuestro estado anímico. Ser consecuentes con nosotros mismos y adaptar esa línea a cada situación (por motivos externos como un puesto de trabajo o una circunstancia determinada) son aspectos que deberemos sopesar para ser consecuentes (o no) en el día a día e, incluso, para tener éxito en determinados ámbitos.