Cómo rescatar el espíritu infantil en Reyes Magos

La fiesta de Reyes Magos es una tradición muy especial, uno de los momentos más mágicos del año porque aunque los adultos ya han dejado de creer en la magia de Melchor, Gaspar y Baltasar, reviven el espíritu de la inocencia a través de sus hijos. Del mismo modo, los adultos recuerdan su propia infancia y cómo era aquel tiempo en el que recibían con gran entusiasmo los regalos de estos personajes tan especiales.

Cualquier momento del año es bueno para cultivar el espíritu infantil, pero todavía más, con motivo de la fiesta de Reyes Magos, un buen momento para observar la realidad en su lado más bello y volver a ser, como lo fuiste en algún tiempo, un niño. Para ello, puedes echar un vistazo a las fotografías que guardas de la niñez porque esos momentos que son tan especiales forman parte de tu vida y conectan con tu verdadera esencia.

De hecho, puedes elegir alguna de esas fotografías para enmarcarla en un marco bonito con el que sorprender a tu madre o a un ser querido. Es un buen regalo emocional que puedes hacer a otra persona que significa mucho para ti.

Celebra los Reyes Magos de verdad, con el corazón, para ello, a nivel interno, realiza una lista de cosas por las que quieres dar las gracias a Melchor, Gaspar y Baltasar. Cosas que sean inmateriales y que hagan que tu vida sea un regalo. ¿Qué convierte tu vida en una aventura especial? ¿Cuánto te quieres a ti mismo? ¿Te consideras afortunado en amigos?

Alimentar al niño infantil en Reyes Magos supone rescatar lo mejor de la vida y de ti mismo, entendiendo que eres una persona estupenda con un montón de razones para sonreír a la vida como cuando tenías siete años.

Cultiva tu niño interior en Navidad

 Cultiva tu niño interior en Navidad

La Navidad es una época de cambios en la vida de cualquier persona porque incluso los adultos se sienten un poco más jóvenes en una época del año en la que los regalos y la ilusión animan el espíritu.

El niño interior requiere de mimo y atenciones en todas las épocas del año, sin embargo, el entorno navideño es mucho más propicio para sacar fuera toda la ilusión del ayer igual que cuando éramos niños pequeños saboreando la Navidad.

1. En primer lugar, escucha tu corazón de verdad, no te dejes afectar por el qué dirán y actúa de forma acorde a tu criterio. Existen muchas personas que reprimen sus emociones y sentimientos por miedo.

2. Disfruta del momento presente, siente que cada instante es eterno y que el reloj se ha detenido para regalarte una navidad especial en plena madurez.

3. La Navidad es un tiempo que nos enseña el valor de la felicidad. Es decir, somos más felices cuando nos damos a los demás que cuando nos dejamos llevar por el egoísmo. Una navidad sin nadie a quien poder ofrecer algo bueno sería muy dura. Es decir, en caso de que te sientan solo también puedes pensar en todas aquellas personas que estas Navidades vivirán una rutina negativa para aportar tu granito de arena en la construcción de un mundo mejor. Es posible colaborar con dinero pero también, con trabajo como voluntario en una organización.

4. Juega con tus hijos o tus sobrinos y disfruta de los regalos que ellos han recibido.

5. Recuerda anécdotas de la infancia con tus amigos y conocidos porque esta experiencia une mucho. Es importante no olvidar lo que hemos sido.
Dedica la Navidad a invertir tiempo en cosas que no puedes hacer el resto del año por problemas de conciliación. Es decir, piensa en cuáles son tus verdaderas prioridades para aprovechar la recta final de año como tú quieres, en positivo.

Foto – Universo de Luz y Amor

El síndrome de invisibilidad laboral a partir de los 50 años

La crisis económica no pone las cosas nada fáciles a nadie ya que los más jóvenes tienen dificultades para encontrar trabajo después de acabar la carrera y a pesar de tener un alto nivel de formación, pero los mayores también son muy castigados en un sistema en el que se valora la juventud como una forma de talento. Sin duda, es muy importante tener espíritu positivo, confianza en uno mismo, y entender que la edad, no es más que un número del calendario.

El síndrome de invisibilidad laboral que viven algunas personas a partir de los 50 años muestra la sensación de rechazo social que tienen algunos parados de larga duración cuando creen que el sistema no les quiere. Algunos, en el peor de los casos, llegan a perder la esperanza de encontrar un nuevo trabajo en algún momento.

Esta sensación se agrava cuando durante la búsqueda activa de empleo se encuentran con ofertas de trabajo en las que se especifica que el candidato ideal es una persona menor de 35 años.

Sin duda, conviene ser realista entendiendo que a pesar que existen algunos puestos de trabajo en los que se valora la juventud del candidato también sucede al revés. Existen ofertas de empleo en las que se valora como un plus la madurez del candidato porque la edad aporta solvencia, capacidad de tomar decisiones y solucionar conflictos. La madurez es experiencia, está claro que por mucho que haya estudiado un joven de treinta años nunca puede saber tanto como un trabajador de cincuenta años que ha aprendido de la experiencia, ha emprendido diferentes proyectos y ha entendido cuál es su lugar en el mundo.

Después de los 50 años hay esperanza y hay mucha vida teniendo en cuenta además, cuál es la media de vida de los españoles que supera los ochenta años de edad.

Autoayuda para tiempos difíciles

smiling!

La autoayuda es muy importante en cualquier momento de la vida pero todavía más en tiempos difíciles como los que corren actualmente. El desempleo produce incertidumbre de futuro, inestabilidad presente, inseguridad, frustración y dudas en relación con la felicidad.

La autoayuda para tiempos difíciles implica ayudarte a ti mismo para ser feliz y vivir mejor entendiendo que en tu interior tienes todos los recursos necesarios para encontrar la luz que hay en tu interior.

1. En primer lugar, focaliza tu atención en las alegrías de la vida y no en las tristezas. Todo depende del cristal con que se mira.

2. Sonríe incluso aunque te cueste porque la sonrisa es una bonita medicina para poner un poco de color a los días grises.

3. Es muy importante que hagas deporte y ejercicio físico con regularidad porque la rutina deportiva te aporta bienestar, creatividad y pensamiento positivo.

4. Asume el miedo como algo natural pero también, puedes afrontarlo.

5. Cuida tu corazón con bellos recuerdos. Es decir, cada día puedes dedicar cinco minutos diarios al recuerdo de buenos momentos que han aportado bienestar a tu vida.

6. Vive la vida de verdad y piensa que todo cambia y nada permanece. Por tanto, no te quedes estancado en la negatividad de este instante.

7. Sal a caminar todos los días ya sea solo o acompañado. Evita boicotear tu plan con algunas de las excusas más utilizadas, por ejemplo, la falta de tiempo, el cansancio o el mal tiempo. Que llueva no es motivo para que no disfrutes de un paseo bajo el refugio de un paraguas.

8. Juega con tus hijos y tus sobrinos porque los niños siempre te dan alegría.

9. Comparte tiempo con tu familia todos los meses, no solo en Navidad.

10. Puedes hacer un curso de risoterapia.

En Navidad, no se cubre con el consumismo las carencias afectivas

CHRISTMAS TIME!!!

Durante las fiestas de Navidad, el universo parece estar del revés ya que el espíritu navideño se ha transformado o ha tenido fecha de caducidad. Lo más importante de la Navidad para muchas personas ya no es estar con la familia y pasarlo bien con los seres queridos sino los regalos y el materialismo propio de un tiempo de crisis económica cuando lo que de verdad importa es el ahorro.

El consumismo propio de la Navidad no es saludable porque en ocasiones, se quiere compensar con un regalo caro, otro tipo de carencias, como por ejemplo, la falta de dedicación en una relación, el distanciamiento durante el año, o la falta de muestras de afecto reales y cercanas.

En ocasiones, son las personas que hacen regalos más caros las que más tienen que demostrarse a sí mismas ya que a través de esos regalos se sienten, momentáneamente, mejor consigo mismas porque confunden el afecto con el dinero y consideran que al optar por un regalo más caro, están demostrando todo el cariño que sienten por una persona.

Cuando en realidad, en más de una ocasión, el destinatario de un regalo caro se siente muy incómodo ante tanta ostentación porque luego se siente en la obligación de corresponder al mismo nivel.

En Navidad es un buen momento para rescatar los verdaderos valores de una vida feliz para dejar aparcada la tarjeta de crédito entendiendo que el dinero no lo compra todo y que es imposible compensar con regalos la falta de dedicación en una relación familiar, de pareja o amistad. Al final, un regalo caro no consigue transmitir todo el cariño que sí se puede ofrecer a alguien a través de una conversación sincera o un fuerte abrazo.

No te vuelvas un esclavo de la Navidad porque este tiempo es para vivirlo de verdad y no para arruinarte.

Cómo pasarlo bien sin compañía

La necesidad de estar acompañado siempre puede ser agotadora porque es literalmente imposible tener siempre a alguien al lado. Por ello, es un aprendizaje muy importante el de estar a solas con uno mismo y disfrutar de la compañía que reporta el yo. Es decir, para ser amigo de otras personas en primer lugar tienes que ser capaz de ser un buen amigo tuyo. Por esta razón, te damos las claves para pasarlo muy bien sin necesidad de tener compañía.

1. En primer lugar, piensa en la gran ventaja de disfrutar de planes que habitualmente están asociados con la idea de disfrutarlos con amigos. Por ejemplo, piensa en que cuando vas al cine tú solo tienes total libertad para elegir la peli que más te apetece ver, el horario que mejor se adapta a tu agenda y la sala de cine que está más cerca de tu casa.

En cambio, cuando vas al cine acompañado tienes que negociar para decidir la mejor opción. De hecho, cuando disfrutas del ocio a nivel individual, también eres libre de improvisar el plan en el último momento porque tú dispones de tu tiempo sin adaptarlo a los demás.

2. El tiempo de soledad te ayuda a centrarte en ti mismo y a desconectar de los planes sociales. Así encuentras el equilibrio entre estar solo y estar acompañado. Por otra parte, los momentos de soledad también son muy propicios para recordar esos momentos especiales que has disfrutado en compañía de otra persona. La memoria es muy rica.

3. Puedes leer revistas, leer libros, ir a la biblioteca, asistir al teatro, salir a pasear, dibujar, pintar, escribir relatos, navegar por internet, ver la televisión, escribir cartas… Son planes con los que puedes disfrutar de un rato agradable en tu agradable compañía.

Aprende a decir no con libertad

Aprende a decir no con libertad

Existe un aprendizaje básico y muy importante en la vida y que sin embargo cuesta mucho a algunas personas que han sido educadas en un ambiente en el que pesa mucho el qué dirán. No es una palabra breve pero tiene un gran significado. Por ello, tienes que aprender a decir no cuando no quieres hacer algo que rompe con tu orden de prioridades y que te genera un gran rechazo.

Decir no cuando quieres decir sí en realidad, es agotador, por tanto, aprende de la experiencia, analiza cómo te sientes después de haber dicho sí cuando querías decir no y vive tu vida siendo coherente con tu modo de ser y de pensar porque tú eres tu propia brújula.

La comunicación también tiene sus barreras, pero son muchos más los muros que nos ponemos nosotros mismos que los muros externos. Cuando una persona teme decir no en realidad tiene miedo de lo que pueda pensar el otro, teme el rechazo y se asusta del qué dirán.

Aprende a decir no porque eres libre de decidir qué quieres hacer, cuándo y dónde. Por supuesto, si una persona te importa, a nivel asertivo, también es muy enriquecedor que expliques los motivos concretos por los que no puedes hacer en ese momento eso que te ha pedido. Cuando das una explicación a otra persona se siente más tranquila.

Aprende a decir no y sé feliz porque en más de una ocasión, aunque pueda resultar difícil decir no en un primer momento, en realidad, es liberador quitarte un peso de encima.

Es importante que siempre digas que no cuando algo vaya en contra de tus ideas y de tus valores porque en ese caso, vas en contra de tu verdadera esencia.
Cuando dices que no a alguien también te dices que sí a ti mismo.

Foto – Servicio de Promoción de la Salud

Cómo recargar las pilas

 Cómo recargar las pilas

Cualquier persona es humana y tiene la necesidad física y mental de recargar las pilas. Es decir, reponer fuerzas para descansar de verdad y recuperar el equilibrio perdido. El cuerpo tiene unas necesidades distintas a las del espíritu pero está claro que hay que buscar la armonía para no forzar la máquina.

1. En primer lugar, para recargar las pilas es importante romper con la rutina establecida previa. Todo aquello que sea salir de la monotonía es una forma de recargas las pilas, retomar el rumbo y desconectar de todo.

2. Del mismo modo, la vida natural propicia mucho el relax. Por ello, pasa más tiempo en el pueblo, pasea por las zonas verdes de la ciudad, haz excursiones, busca lugares de silencio, observa los paisajes, no te prives de conectar con el aire puro en invierno…

3. Los planes sociales que están vinculados con el cuidado de uno mismo también aportan bienestar, por ejemplo, puedes salir de compras, ir a la peluquería, visitar el balneario, acudir a una sesión de masajes…

4. Afronta los conflictos no resueltos, de lo contrario, llevarás esa carga allí donde estés.

5. Cuando estés saturado, deja lo que estés haciendo, tómate unos minutos para ti mismo, respira profundamente y deja la mente en blanco.

6. Cuando tengas ansiedad por algún motivo puede ayudarte abrir la ventana de la habitación en la que estés porque el aire puro te renueva por dentro y por fuera.

7. Duerme durante más tiempo, de hecho, puedes echarte la siesta y levantarte tarde durante el fin de semana.

8. Practica tus aficiones ya que eso te ayuda a descansar de una forma evidente.

9. Escuchar música de fondo en casa también te permite estar en paz contigo mismo.

10. Quítate el reloj y apaga el teléfono móvil. Piensa que todo lo demás puede esperar y que tú eres lo más importante.

Foto – Nice Garden

Botemania y la ruleta

Los juegos de azar vienen evolucionando desde la misma Edad Media, época en la que nacieron los más tradicionales, y que hoy en día siguen generando pasiones, pero con diferencias sustanciales, fundamentalmente basadas en el inestimable aporte de la tecnología.

De aquel carácter absolutamente público y de aquellos elementos y reglas improvisadas con que se jugaba en la antigüedad, pasamos a decidir y controlar nuestra participación en juegos como el Bingo, el Poker y la Ruleta desde el sofá del salón de nuestra casa o desde el sillón de nuestro escritorio Al darnos de alta en una de las tantas plataformas de juegos on-line disponibles en la red, por ejemplo, botemania.es, podremos empezar a materializar nuestras apuestas, disfrutar y competir, tanto contra otros inscriptos como contra la propia caja, según el juego de que se trate. Como podemos ver, sin ningún tipo de dificultad y sin movernos de la comodidad de nuestra casa, casinos on line como botemanía nos da la posibilidad de convertir nuestras exiguas apuestas en verdadera ganancia. Igualmente, más allá de esta máxima, tanto el monto de las apuestas como la regularidad de nuestras conexiones y nuestra participación, dependerá de decisiones netamente personales.

Ya dentro de los salones de juegos virtuales con que cuentan los casinos on-line y que podemos visitar con sólo unos pocos clicks de nuestro ratón, podremos optar por empezar alguna atrapante partida de Ruleta, con reglas claras y sencillas. Remitiéndonos al ejemplo anterior de botemanía.es – aunque el adeptos a los juegos de azar tendrán otras opciones-, podremos elegir entre la Ruleta tradicional o la Ruleta espléndida.

Para empezar a jugar por ejemplo a la Ruleta Espléndida, simplemente debemos ir a la pestaña de la misma que se encuentra junto a los demás juegos en la página principal y clickearla para ingresar y empezar a jugar. Increíblemente podemos apostar desde 10 ctms hasta 1000€.

Para hacer nuestras apuestas debemos seleccionar una ficha de la parte inferior de la página, y posteriormente, hacer otro click en el área del panel donde queremos realizar la apuesta. Si queremos aumentar o disminuir nuestras apuestas, debemos seleccionar otra ficha de diferente tamaño de la bandeja. Además tendremos la posibilidad de deshacer, eliminar, borrar, repetir o directamente, empezar a jugar. Aclarar que utilizamos la cursiva para referirnos a los botones que los mandos del juego nos ofrece, y a los que podemos recurrir según lo que deseemos.

La Ruleta espléndida, como la clásica, cuenta con dos posibilidades de apuesta: interiores y exteriores. La exteriores suelen ser más comunes, mientras que las internas tienen una recompensa económica más elevada.

Pasaremos a explicar algunos tipos de apuestas internas:

ROJO/NEGRO- PAR/IMPAR

Se apuesta en una de las casillas del largo de mesa abarcando 18 números y excluyendo el 0. La ganancia será de 1 a 1 para cada número de la apuesta. En caso de que salga 0 se pagará la mitad de la apuesta para cada jugador.

APUESTA SENCILLA

El jugador confía ciegamente en un solo número por lo que apuesta una o más fichas en el mismo. El límite de apuesta por número es de 25€ y se paga x 36 veces.

APUESTA DOBLE

Se opta por dos números colocando la o las fichas en la línea de separación entre ambos. Esta opción se paga por 18 veces la apuesta.

APUESTA DE CALLEJÓN

Nos jugamos por tres números, y lo indicamos ubicando una o más fichas en la línea que separa a la fila de números escogida del área de las apuestas externas. Se pagará la apuesta x 12.

APUESTA CUÁDRUPLE

Se apuesta a un grupo de cuatro números a los que les tengamos toda la fe. Se indica colocando las fichas en el cruce de la línea horizontal y vertical que delimita a los 4 números. Teniendo en cuenta que aumentan las posibilidades de obtener premios, se paga x 9.

APUESTA DE LÍNEA

Se apuesta a 6 números colocando nuestra/as fichas en la línea que separa las dos filas de 3 números y la que separa el área de apuestas externas. La apuesta de línea se pagará por 6.

APUESTA DE COLUMNA

Se apuesta a los números de la primera, segunda o tercera columna. Se coloca la ficha de apuesta en el lugar correspondiente de apuestas externas. Se paga 2 a 1.

Además podremos decidirnos por las apuestas de docenas, de vecinos o francesas, cada una de ellas, explicadas en las especificaciones del juego que ha diseñado botemanía.

 

Ventajas de la timidez

 Ana

Existen personas que tratan la timidez como si fuera un defecto cuando en realidad, no lo es. La timidez puede ser una barrera personal cuando se convierte en un muro, sin embargo, cuando una persona asume su modo de ser, es muy afortunada. La timidez también es un gran tesoro por los beneficios que produce en cierto sentido.

Uno de los grandes tesoros que produce la timidez es el del tiempo. Mientas que existen personas que se comportan como si una amistad se pudiera construir en cuestión de días, las personas tímidas tienen la sabiduría necesaria para dar tiempo al tiempo y así poder conocer mejor a los demás. El ritmo de las personas tímidas muestra que cuando se trata de construir un vínculo interpersonal, hay que tener paciencia.

Otro rasgo habitual en las personas tímidas es la actitud adecuada para escuchar durante el tiempo que haga falta a otra persona. Las personas tímidas son grandes confidentes por lo que pueden ser un punto de apoyo perfecto en un momento de dificultad. Las personas tímidas también son personas nobles que no quieren acaparar el centro de atención en todas las celebraciones y dan importancia a los demás.

Una persona tímida genera cierto grado de misterio, es decir, despierta la curiosidad sana en los demás que desean saber un poco más acerca de cómo es su mundo interior.

Además, la timidez también es una gran virtud ya que propicia la introspección saludable de mirar dentro de uno mismo y dejar lo externo en un segundo plano. Esta capacidad de reflexión sobre uno mismo te ayuda a crecer como persona y a ser feliz.

El encanto de la timidez es infinito, por tanto, acepta tu modo de ser tal y como es. Lo importante es que te comprendas a ti mismo porque cuando te quieres a ti mismo, los demás también lo hacen.