Cómo canalizar el exceso de sensibilidad

Cómo canalizar el exceso de sensibilidad

La sensibilidad es muy buena y muy oportuna porque es un rasgo típicamente humano. Las personas no sólo somos razón, es decir, pensamos y tener la capacidad de reflexionar pero también, tenemos un corazón grande que siente. Una persona de buen corazón se alegra por las cosas positivas y sufre ante las tristezas.

El exceso de sensibilidad se vuelve en contra de quien sufre en exceso por comentarios que alguien ha hecho o por sucesos externos que en realidad, es importante aprender a relativizar para no vivir con el corazón en un puño las 24 horas del día. Es vital buscar el equilibrio entre razón y corazón para vivir en armonía y con seguridad en uno mismo.

1. En primer lugar, conviene analizar la causa de ese exceso de sensibilidad porque puede indicar que algo está pasando en el mundo emocional de la persona y conviene pedir ayuda a tiempo. Si ese exceso de sensibilidad interfiere en tu vida de una forma negativa en cualquier momento, entonces, reflexiona.

2. Además, también puedes poner en práctica el sentido del humor para reírte más no sólo del entorno, sino también, de ti mismo y de todo aquello que puede ser visto bajo la óptica de la ironía. La vida es una fiesta en la que lo importante es disfrutar.

3. Canaliza la sensibilidad a través del arte, por ejemplo, puedes utilizar la práctica de la escritura para redactar en un diario todo aquello que te afecta, describir lo que hay en tu corazón y tener claridad de ideas. Cuando estamos desbordados por una emoción no podemos pensar con claridad.

4. Evita hacer hipótesis y juicios de valor cuando te falta información para analizar una situación desde el punto de vista global y general.

5. No hagas como que algo no te ha dolido cuando en realidad sí que te ha herido, no tapes tu verdadero modo de ser y sé tú mismo.

Foto – Autoayúdate