Cómo ejercitar la paciencia

 Cómo ejercitar la paciencia

La paciencia es una virtud vital en la vida de un ser humano, de hecho, la impaciencia causa problemas graves en la vida de aquel que no comprende que no se puede planificar cada detalle de la existencia hasta el último milímetro sino que es necesario dar tiempo al tiempo.

1. En primer lugar, aprende a esperar antes de dar una mala contestación en una discusión de pareja. Aprende a contar hasta veinte y hasta treinta si hace falta para que se calme la ira. De lo contrario, puede que te arrepientas por decir algo que no querías decir en realidad.

2. Aprende a luchar por tus sueños de verdad, no tires al baúl de los recuerdos una gran idea solo por el hecho de que ahora mismo no cuentes con las circunstancias ideales para llevarlo a cabo. Analiza tu punto de partida y cuál es tu punto de llegada para disfrutar del momento presente con realismo pero teniendo la mente puesta en el objetivo.

3. Cierra los ojos, respira profundamente y visualiza una imagen mental positiva para calmarte.

4. Realiza ejercicios de relajación para conectar contigo mismo y con tu verdad interior. La relajación es un hábito que se entrena día a día, por tanto, tienes que ser regular a la hora de buscar espacios en tu rutina cotidiana para tranquilizarte de verdad.

5. Elabora un plan b cuando haya habido un plan de acción que no haya salido como tú esperabas. Recuerda que las cosas no siempre salen bien a la primera.

6. Vuelve a levantarte después de una caída porque nada es tan grave como tú habías imaginado.
7. Confía en la vida porque cuando de verdad deseas algo y luchas por conseguirlo, tienes más posibilidades de lograr tu objetivo.
8. Toma decisiones en la vida.

Foto – IMprove