Cómo poner la atención en el lado positivo de la vida

La sonrisa de Ainhoa

Aprender a vivir es un aprendizaje constante, las personas pueden seguir avanzando y evolucionando con el proceso que implica la madurez. La niñez tiene su influencia en el desarrollo de la personalidad adulta, es decir, el entorno en el que ha crecido un niño, las relaciones familiares y el tipo de educación también marcan una tendencia. Sin embargo, la superación personal es mucho más fuerte que todo ello.

1. Para poner la atención en el lado positivo de las cosas, en primer lugar, piensa a dónde te conduce la actitud derrotista de darte por vencido antes de tiempo.

2. Asume la vida tal y como es, con sus momentos de gloria y con sus etapas de oscuridad. Lo importante es que recuerdes que también existen los colores grises porque la vida es una historia con muchas vivencias.

3. Toma decisiones prácticas en tu vida para hacer cambios. Si estás harto de hacer un trabajo que no te gusta, entonces, puedes hacer un cambio y seguir buscando otro empleo. Si crees que tu relación de pareja ya está más que acabada, entonces, puede que sea el momento de iniciar un nuevo capítulo.

4. El pensamiento positivo se tiene que reflejar en cualquier contexto. Es decir, no sólo tienes que ser capaz de ver las virtudes de aquellos que te rodean sino también, las tuyas. Existen personas que pierden la perspectiva cuando se trata de sí mismas.

5. Utiliza tu mente como si fuese una linterna que enciendes o apagas de una forma consciente. Si quieres quitar el efecto lupa de un tema que te desagrada, entonces, marca distancia respecto de ese asunto y apaga el piloto automático.

6. Disfruta de la lectura y del arte porque realmente, es muy positivo disfrutar del momento presente en contacto con la belleza.

7. Las relaciones personales aportan mucho bien al ser humano a nivel general. Más allá de las luchas, las envidias y las rivalidades internas, piensa que existe algo más profundo en la amistad verdadera.