Decálogo para reducir la tristeza

Atada - Tied La tristeza es un sentimiento tan natural como cualquier otro en la vida, es decir, conviene comprender que es normal estar triste ante una situación que ha producido ese dolor interno. Para reducir la tristeza te damos estos consejos prácticos.

1. En primer lugar, al día siguiente, cuando estés más descansado, verás la vida de otro color. Por tanto, duerme y ten dulces sueños.

2. En segundo lugar, escribe en un papel dos palabras bonitas que sean tu talismán de fuerza y positividad. Puedes poner ese folio en un corcho para visualizar ese mensaje en un momento de debilidad.

3. Llora con libertad, no pasa nada por hacerlo. No eres menos fuerte por llorar puesto que se trata de una forma de expresión muy humana.

4. Si te sientes solo, acude a un lugar en el que puedas ver gente. Aunque estés solo, ver a otras personas te ayudará a sentirte mejor, más integrado en el entorno. Por ejemplo, puedes ir a una biblioteca, coger un libro y sentarte en una mesa para leer unas páginas. Disfruta de ese entorno tan acogedor de disfrutar de la compañía de otras personas que hacen lo mismo que tú.

5. Los colores en la forma de vestir también te ayudan a sentirte mejor o peor contigo mismo. Evita el triste color negro y date un poco de vida a través de algún tono lleno de vitalidad. La moda también influye en el estado de ánimo. El color rojo pasión es uno de los que más energía y fuerza tienen.

6. Piensa que esto también pasará, por dolorosa que te resulte una pena piensa que antes de lo esperado podrás superar tu tristeza.

7. Puedes quedar con un amigo para charlar un rato y distraerte. Si estás lejos de tus amigos, entonces, podrías hablar por teléfono con ellos.

8. Respira profundamente y siente cómo el oxígeno limpia tu mente de toda negatividad.