Inplacement o la importancia de la motivación en el trabajo

El talento no usado es éxito desperdiciado. Esta frase resume muy bien la importancia de la motivación en el trabajo, así como de la necesidad de sacar el máximo potencial de cada persona. Un equipo cohesionado y motivado es un conjunto imparable. Lo que toda organización o empresa persigue encontrar y lo que muy pocas pueden presumir de tener. De hecho, si tienes una empresa o has contratado personal, sabrás que buscar (y encontrar) al mejor candidato para cada puesto y conseguir que saque lo máximo de si mismo no siempre es fácil.

Afortunadamente, existen recursos para conseguirlo. Uno de ellos es lo que se conoce como Inplacement (que podríamos definir como promoción interna – evaluación de profesionales). Se trata de una buena herramienta para motivar a tu personal y conseguir que tu equipo rinda más, ya que consiste, precisamente, en buscar dentro de tu propio equipo a los profesionales mejor preparados para ocupar puestos de responsabilidad o de promoción interna.

 

¿Qué es el Inplacement?

El Inplacement tiene como objetivo determinar si un candidato o empleado posee las competencias personales y profesionales que requiere un determinado puesto y la empresa que lo ofrece. Se trata, por lo tanto, de un procedimiento muy parecido a la sección de personal, pero con una diferencia significativa: en este caso, el candidato procede de la propia organización.

Así pues, podemos decir que el Inplacement sirve para determinar qué profesional de los que ya operan en la empresa posee el perfil más adecuado para cubrir una nueva posición, optar a una promoción interna o adquirir más responsabilidades en el puesto que ocupa.

 

¿Cómo funciona el Inplacement?

El Inplacement se basa la empresa y el lugar de trabajo que se ofrece y analizar después al persona de la misma para encontrar dentro de su plantilla a la persona indicada para el puesto. Su metodología se divide en varias fases:

-. Análisis del perfil del puesto: características de la empresa, filosofía empresarial y análisis del puesto de trabajo que se necesita cubrir.

-. Entrevista personal  con los candidatos para ocupar la plaza.

-. Análisis de competencias personales: cómo interactúan los candidatos en el trabajo

-. Análisis de circunstancias especiales: horarios, viajes, necesidades familiares…

-. Análisis de competencias profesionales: conocimientos, currículum, forma de trabajar…

-. Análisis de motivaciones: competitividad, necesidad de implicación, motivación por el éxito…

-. Solicitud de referencias profesionales del candidato

-. Valoración de la adecuación del candidato a la posición

-. Elaboración de informe y conclusiones

 

Después de este proceso, el nombre o los nombres de las personas que mejor se ajustan a los requisitos del puesto se facilitan al empresario o director de recursos humanos, para que sea la empresa quien tome la decisión definitiva sobre qué empleado promocionar.