Píldoras de optimismo en el día a día

El optimismo implica aprender a ver el vaso de la alegría medio lleno en vez de medio vacío, por ello, es muy importante disfrutar del momento presente con la ilusión de saber que la vida es bella y que la existencia es una experiencia maravillosa.

1. En primer lugar, sonríe más porque recibirás muchas sonrisas a cambio. Es decir, cuando tú cuidas los detalles en las relaciones sociales también te ríes con mucha facilidad.

2. Ama la vida de verdad con el corazón al cien por cien porque cuanto más te implicas, más recibes.

3. Enciende la televisión para ver tu programa de televisión favorito o disfrutar del nuevo capítulo de tu serie semanal. La televisión también hace mucha compañía, en especial, a las personas que viven solas.

4. Puedes buscar información en internet sobre blogs de pensamiento positivo o buscar medios especializados, únicamente, en noticias optimistas que muestran el lado más bello del mundo.

5. Pon música de fondo en casa, pon el cd de un autor alegre y lleno de vida y de fuerza. Tu cantante favorito te hará sentir bien contigo mismo.

6. Sal a caminar y siéntate en un banco cerca de un parque. Observa la alegría de los niños jugando, verás cómo te llenas de esa ilusión a través de la observación porque las cosas buenas también producen un efecto imán.

7. Acude a visitar a tus padres para que su cariño y su compañía te dé fuerza. Nadie cuida de ti como tus padres en un mal día.

8. Piensa en aquellos que lo están pasando mal. Por ejemplo, puedes dar una limosna a un mendigo que pide limosna en la puerta de una iglesia.

9. Anímate a pedir un abrazo si lo necesitas porque el contacto físico refuerza tu bienestar.

10. Salir a hacer ejercicio físico también aumenta tu optimismo. Recuerda que el running está de moda.

11. El optimismo está dentro de ti, por tanto, no lo busques únicamente fuera. Busca el equilibrio en la vida.

Regalos para Navidad

Mitzu y el espiritu navideño

Los regalos para las fiestas de Navidad no sólo tiene por qué ser una sorpresa que preparas con todo el cariño del mundo para los demás sino también, para ti mismo. Es decir, es fundamental que dediques tiempo a hacerte algún detalle especial en la recta final de año porque la Navidad es un tiempo que puede ayudarte a recargar las pilas siempre que te prestas atención, miras dentro de ti y te quieres de verdad.

Las fiestas de Navidad son una ocasión perfecta para disfrutar del momento presente con la ilusión de tener un buen nivel de bienestar interior ya que la vida es maravillosa siempre que apuestas por ti y te pones en primer plano siendo consciente de que lo que tú sientes sí importa.

Por ello, cuando la cuenta atrás para las fiestas de Navidad 2013 ya están aquí, es muy importante pensar en posibles sorpresas y puedes escribir tu particular carta de Reyes Magos porque es positivo alimentar el niño interior y mimarte al cien por cien.

Puedes organizar una tarde de compras para echar un vistazo a los escaparates de las tiendas, respirar del ambiente prenavideño que se respira en las calles y dar un paseo por la ciudad que durante esta época del año se llena de luces y se viste de una magia especial con la proximidad de las fiestas de Navidad 2013.

Por ello, de cara a hacerte regalos para Navidad piensa en tus gustos y aficiones y apuesta por compras que sean útiles y prácticas ya que estas son las que de verdad merecen la pena. Antes de comprar algo piensa en si lo necesitas de verdad.

Por otra parte, si estás en un grupo de amigos que acostumbran a realizar el amigo invisible, entonces, puedes decir claramente qué es lo que a ti te gustaría que te regalen.

Puedes regalarte un disco de música de tu cantante favorito, comprar productos de belleza, ropa o cualquier otra sorpresa.

Apártate, que no me dejas ver el sol, digo… la pantalla

Si no fuera algo tan serio, sería como para partirse de risa. Porque, vamos a ver: juguemos a despojar a la cosas de su nombre. Imaginemos que no existen términos obsesión, compulsión, fobia social y media docena de ellos de sentidos y usos similares. Dejamos un punto y aparte para darte tiempo a que te mentalices.

A ver, que te cuento el caso: es el de un conocido cuyo nombre vamos a inventarnos… Diógenes, en honor al carismático villano creado por Douglas Preston y Lincoln Child, Diógenes Pendergast. Pues bien: hablaba el otro día (ayer) con Diógenes –tras meses de no saber de él más que por el servicio de mensajería de una página web (El Messenger, hombre) sobre ordenadores, que es un tema que nos encanta a ambos… Y me dejó de piedra. Pómez.

Resulta que aquí, a mi amiguete, se le han quedado pequeños seis discos duros de dos teras… Miles de horas de música y vídeo, que no va a tener tiempo de escuchar y ver por muchos años que viva, ocupado espacio tontamente, sin orden ni concierto; docenas de programas, cada cual más absurdo… Y Diógenes que ha decidido que prefiere gastarse el dinero en otro disco duro antes que eliminar películas que sabe que no le van a gustar y música que le parece aburrida.

Diógenes sufre un Diógenes digital

Como en el primer párrafo hemos decidido renunciar a las denominaciones que la ciencia le ha dado a los comportamientos desordenados, ahora me toca instarte a que encuentres un nombre para lo de este caballero. Vale: ahora uno que no sea insultante o irrespetuoso. No es tan fácil, ¿verdad?

Venga, pues, retomemos la posibilidad de llamar a las cosas por su nombre ¿A qué te recuerda el comportamiento de mi amigo? Piensa en esas noticias que de vez en cuando se cuelan por el telediario de una persona a la que los bomberos han tenido que rescatar de su propia casa. Ya ves que el sobrenombre de mi conocido, además de para ocultar su personalidad, nos viene muy bien para el tema que tratamos: el Síndrome de Diógenes, sólo que en tiempos modernos lleva, como no, el apellido de digital.

La frase maldita: “Por si acaso”

El desorden queda definido en parte por la conducta de mi conocido: acumular archivos y programas que no son necesarios por el mero hecho de acumularlos, de forma desordenada, compulsiva. El motivo por el que mantiene en sus unidades tal cantidad de, llamémosla usando su recto nombre, basura (lo es, por muy digital y binario que sea su formato) es el famoso “por si acaso”.

El mero hecho de pensar en borrar un solo bit le produce a Diógenes una sensación de ansiedad tal que con sólo mencionárselo se le tensan los músculos de los hombros, tanto que podrían doblarse barras de acero sin siquiera dejarle marca.

Sus archivos son sus “tesoros”: una discografía descargada por el hecho de que escuchó una canción que le gustó, o los veinte libros de un escritor cuya entrevista emitieron una vez por televisión; programas que no ha sabido ejecutar… En fin: imagínate esos discos duros.

No se vayan todavía…

Ciertamente, todos tenemos un poco de este síndrome (quien no se haya descargado un disco por una canción o una peli por una crítica, que tire la primera piedra –virtual, por si acaso-), pero la diferencia, como cuando hablamos de cualquier otro trastorno se da cuando se convierte en una costumbre y la costumbre en una manía que acaba a su vez condicionándote la vida.

Efectivamente, el Diógenes(el síndrome) virtual es tan grave como la forma en la que nos condiciona –falta de relaciones sociales, falta de higiene, cambios de humor…- o nos molesta sufrirlo… Y afecta a los demás, claro.

Pero, ¿qué causas se encuentran en la raíz de este mal? Buena pregunta. Sin duda…

Tal vez podamos bucear en infancias, subconscientes, traumas… Pero no parece que haya una causa clara, un desencadenante más o menos universal. Es posible que sólo nos quede ser conscientes de los posibles síntomas y, antes de que nos condicionen, ponerles remedio.

Todo tiene solución… incluso lo tuyo

¿Remedio? Pues sí, lo tiene: para empezar, hay que detectar el desorden y evitar que el enfermo vuelva a las condiciones de aislamiento en las que solía hallarse. A veces, es preciso tratar alguna patología asociada como una depresión o delirios crónicos y, en casos extremos, se recomienda internar a esta persona en una residencia adecuada.

A ver, a ver… que ya te veo marcando el número del sanatorio… Que lleves diez días alimentándote a base de pizza, bajándote las series de televisión de cuatro en cuatro, sin mudarte de ropa, con unas uñas en los pies que parecen las zarpas de un tigre y levantándote, sin que nadie te llame, a las tres de la tarde no quiere decir (necesariamente) que estés enfermo. Ocurre que estás… “de Rodríguez”.

Cómo gestionar el tiempo en tu vida personal

´Timeless´ vintage Zenith Clock Sign in the Carrer de l´Espaseria, Barcelona Spain

Existen muchas personas que se han apuntado en algún momento de su vida a un curso sobre gestión del tiempo aplicado al ámbito profesional. Estirar el tiempo en el día a día en la oficina es algo muy positivo, sin embargo, el tiempo no es solo una realidad inherente a la vida en la oficina sino también, al ámbito personal.

Es importante que disfrutemos de nuestro tiempo de ocio y de nuestra vida personal gracias a la fuerza de nuestro yo interior y la sabiduría práctica de entender que la vida es tiempo, y muchas veces, desperdiciamos ese tiempo.

1. Para aprovechar mejor tu tiempo de ocio es importante que evites perder la tarde conectada a las nuevas tecnologías. Es decir, aprovecha para hacer excursiones al aire libre, salir a pasear, visitar a una persona cercana, descansar en casa viendo un programa de televisión o leyendo un libro…

2. Haz tiempo para ti, para hacer aquello que de verdad deseas hacer. Bastantes obligaciones y compromisos tiene una persona en su vida laboral, lo cierto es que es importante que encuentres tiempo para lo que de verdad importa, tú mismo, cuidar de ti, escuchar los deseos de tu corazón y sentirte libre y dueño de tu tiempo y no un esclavo de las obligaciones de la vida.

3. Cuida tu relación de pareja y haz planes románticos porque tu pareja es un tesoro. Alimenta el cariño con ilusión en tu día a día.

4. Disfruta del placer de la pereza porque es muy importante no hacer nada y dejar el tiempo vacío, improvisar los días sin seguir una agenda estricta.

5. Cada día, más allá de tus obligaciones y de tus ocupaciones, deja al menos, media hora en tu día a día para ti, para estar a solas contigo mismo, disfrutar de tu compañía y estar en paz.

6. Deja de vivir pegado al reloj y a la prisa porque lo que de verdad importa es caminar con pausa y despacio.

En Navidad, no se cubre con el consumismo las carencias afectivas

CHRISTMAS TIME!!!

Durante las fiestas de Navidad, el universo parece estar del revés ya que el espíritu navideño se ha transformado o ha tenido fecha de caducidad. Lo más importante de la Navidad para muchas personas ya no es estar con la familia y pasarlo bien con los seres queridos sino los regalos y el materialismo propio de un tiempo de crisis económica cuando lo que de verdad importa es el ahorro.

El consumismo propio de la Navidad no es saludable porque en ocasiones, se quiere compensar con un regalo caro, otro tipo de carencias, como por ejemplo, la falta de dedicación en una relación, el distanciamiento durante el año, o la falta de muestras de afecto reales y cercanas.

En ocasiones, son las personas que hacen regalos más caros las que más tienen que demostrarse a sí mismas ya que a través de esos regalos se sienten, momentáneamente, mejor consigo mismas porque confunden el afecto con el dinero y consideran que al optar por un regalo más caro, están demostrando todo el cariño que sienten por una persona.

Cuando en realidad, en más de una ocasión, el destinatario de un regalo caro se siente muy incómodo ante tanta ostentación porque luego se siente en la obligación de corresponder al mismo nivel.

En Navidad es un buen momento para rescatar los verdaderos valores de una vida feliz para dejar aparcada la tarjeta de crédito entendiendo que el dinero no lo compra todo y que es imposible compensar con regalos la falta de dedicación en una relación familiar, de pareja o amistad. Al final, un regalo caro no consigue transmitir todo el cariño que sí se puede ofrecer a alguien a través de una conversación sincera o un fuerte abrazo.

No te vuelvas un esclavo de la Navidad porque este tiempo es para vivirlo de verdad y no para arruinarte.

Cómo buscar trabajo en positivo

 OT de Vilanova i la Geltrú - Nova

Buscar trabajo en positivo es muy importante para disfrutar del proceso que de por sí es duro porque implica convivir con la incertidumbre. Buscar trabajo no es sencillo, especialmente, porque en un momento de crisis económica existe la evidencia real de que se publican menos ofertas de empleo a las que aspiran muchos más candidatos. En medio de este panorama poco prometedor, las personas tienen la sensación de tener un muro que es imposible de salvar.

Esta es una de las razones por las que es mejor dejar de ver los telediarios cuando dichas noticias te afectan de una forma negativa y te desmotivan.

1. En primer lugar, céntrate en tu meta y no dejes que nada te aparte de ella. Sé coherente con el objetivo que te has marcado y disfruta de verdad de tus inquietudes.

2. Pon en práctica la superación personal que hay en tu interior, las personas que fracasan son aquellas que desisten antes de tiempo y no lo han intentado.

3. No te encierres en ti mismo en la búsqueda de empleo, es decir, puedes compartir la noticia con tus amigos y conocidos porque pueda que tengan que darte algún tipo de información de interés para ti.

4. Sé constante pero disfruta también de los días de descanso en el fin de semana.

5. La vida es maravillosa, un auténtico regalo y el trabajo es uno de los pilares más importantes del bienestar personal como medio de desarrollo y de realización.

6. Mira en tu interior y déjate guiar por tu intuición porque es tan importante como la inteligencia y la fuerza de voluntad.

7. Cuando venga a tu mente la idea de no puedo, cambia el chip y realiza la afirmación en positivo.

8. Eres una persona fuerte, valiente y capaz. Por tanto, cuida de ti y apuesta por tus sueños porque incluso, puedes plantearte la posibilidad de ser emprendedor para buscar trabajo.

Cómo levantar el ánimo en un desamor

<3

El desamor duele y produce muchas heridas, sin embargo, cualquier persona tiene que sobreponerse a un desamor para seguir con la vida y avanzar hacia adelante. Te damos las claves para levantar el ánimo en un desamor.

1. En primer lugar, queda con esa persona con la que te sientes bien de verdad y te hace feliz al máximo. Puede ser un familiar, un amigo o incluso, un compañero de trabajo con el que también tienes un lazo personal. Es importante que seas tú mismo de verdad, que puedas expresar tu dolor, mostrar tus heridas por dentro… Cuando te rodeas de personas sin formar parte de verdad de ese grupo al no hablar de tu verdadera situación, sientes que tienes puesta una máscara que no te deja ser tú.

2. Sal a caminar todos los días en otoño, especialmente, por la tarde para evitar la inercia de sentarte en el sofá y pasar toda la tarde viendo la televisión.

3. Existe un programa de televisión que pese a los problemas de dificultad que muestra también ofrece un mensaje muy positivo. Se trata de Entre Todos, el programa que presenta Toñi Moreno y que muestra que todo problema tiene solución porque existen muchas personas buenas y de buen corazón que no son indiferentes ante el sufrimiento ajeno y se implican de verdad.

4. Puedes ir al cine ya que el cine también es un plan muy agradable para disfrutar en soledad. Es decir, es un plan que te aporta independencia y autonomía para no depender siempre de los demás a la hora de hacer un plan.

5. Puedes animarte a practicar una actividad deportiva nueva para romper la rutina y conocer gente nueva.

6. No tengas miedo, mira en tu corazón y apuesta por la vida porque hoy es un gran día para brindar por ti. Para levantar el ánimo en un desamor, sonríe.

Cómo recargar las pilas

 Cómo recargar las pilas

Cualquier persona es humana y tiene la necesidad física y mental de recargar las pilas. Es decir, reponer fuerzas para descansar de verdad y recuperar el equilibrio perdido. El cuerpo tiene unas necesidades distintas a las del espíritu pero está claro que hay que buscar la armonía para no forzar la máquina.

1. En primer lugar, para recargar las pilas es importante romper con la rutina establecida previa. Todo aquello que sea salir de la monotonía es una forma de recargas las pilas, retomar el rumbo y desconectar de todo.

2. Del mismo modo, la vida natural propicia mucho el relax. Por ello, pasa más tiempo en el pueblo, pasea por las zonas verdes de la ciudad, haz excursiones, busca lugares de silencio, observa los paisajes, no te prives de conectar con el aire puro en invierno…

3. Los planes sociales que están vinculados con el cuidado de uno mismo también aportan bienestar, por ejemplo, puedes salir de compras, ir a la peluquería, visitar el balneario, acudir a una sesión de masajes…

4. Afronta los conflictos no resueltos, de lo contrario, llevarás esa carga allí donde estés.

5. Cuando estés saturado, deja lo que estés haciendo, tómate unos minutos para ti mismo, respira profundamente y deja la mente en blanco.

6. Cuando tengas ansiedad por algún motivo puede ayudarte abrir la ventana de la habitación en la que estés porque el aire puro te renueva por dentro y por fuera.

7. Duerme durante más tiempo, de hecho, puedes echarte la siesta y levantarte tarde durante el fin de semana.

8. Practica tus aficiones ya que eso te ayuda a descansar de una forma evidente.

9. Escuchar música de fondo en casa también te permite estar en paz contigo mismo.

10. Quítate el reloj y apaga el teléfono móvil. Piensa que todo lo demás puede esperar y que tú eres lo más importante.

Foto – Nice Garden

Frases Célebres

Sigmund Freud
“Existen dos maneras de ser feliz en esta vida, una es hacerse el idiota y la otra serlo.”
“La humanidad progresa. Hoy solamente queman libros; siglos atrás me hubieran quemado a mi.”
“He sido un hombre afortunado en la vida: nada me fue fácil.”
“Uno es dueño de lo que calla y esclavo de lo que habla.”
“Si dos individuos están siempre de acuerdo en todo, puedo asegurar que uno de los dos piensa por ambos.”
“Sólo la propia y personal experiencia hace al hombre sabio.”
“La inmortalidad significa ser amado por mucha gente anónima.”
“El primer humano que insultó a su enemigo en vez de tirarle una piedra fue el fundador de la civilización.”

Botemania y la ruleta

Los juegos de azar vienen evolucionando desde la misma Edad Media, época en la que nacieron los más tradicionales, y que hoy en día siguen generando pasiones, pero con diferencias sustanciales, fundamentalmente basadas en el inestimable aporte de la tecnología.

De aquel carácter absolutamente público y de aquellos elementos y reglas improvisadas con que se jugaba en la antigüedad, pasamos a decidir y controlar nuestra participación en juegos como el Bingo, el Poker y la Ruleta desde el sofá del salón de nuestra casa o desde el sillón de nuestro escritorio Al darnos de alta en una de las tantas plataformas de juegos on-line disponibles en la red, por ejemplo, botemania.es, podremos empezar a materializar nuestras apuestas, disfrutar y competir, tanto contra otros inscriptos como contra la propia caja, según el juego de que se trate. Como podemos ver, sin ningún tipo de dificultad y sin movernos de la comodidad de nuestra casa, casinos on line como botemanía nos da la posibilidad de convertir nuestras exiguas apuestas en verdadera ganancia. Igualmente, más allá de esta máxima, tanto el monto de las apuestas como la regularidad de nuestras conexiones y nuestra participación, dependerá de decisiones netamente personales.

Ya dentro de los salones de juegos virtuales con que cuentan los casinos on-line y que podemos visitar con sólo unos pocos clicks de nuestro ratón, podremos optar por empezar alguna atrapante partida de Ruleta, con reglas claras y sencillas. Remitiéndonos al ejemplo anterior de botemanía.es – aunque el adeptos a los juegos de azar tendrán otras opciones-, podremos elegir entre la Ruleta tradicional o la Ruleta espléndida.

Para empezar a jugar por ejemplo a la Ruleta Espléndida, simplemente debemos ir a la pestaña de la misma que se encuentra junto a los demás juegos en la página principal y clickearla para ingresar y empezar a jugar. Increíblemente podemos apostar desde 10 ctms hasta 1000€.

Para hacer nuestras apuestas debemos seleccionar una ficha de la parte inferior de la página, y posteriormente, hacer otro click en el área del panel donde queremos realizar la apuesta. Si queremos aumentar o disminuir nuestras apuestas, debemos seleccionar otra ficha de diferente tamaño de la bandeja. Además tendremos la posibilidad de deshacer, eliminar, borrar, repetir o directamente, empezar a jugar. Aclarar que utilizamos la cursiva para referirnos a los botones que los mandos del juego nos ofrece, y a los que podemos recurrir según lo que deseemos.

La Ruleta espléndida, como la clásica, cuenta con dos posibilidades de apuesta: interiores y exteriores. La exteriores suelen ser más comunes, mientras que las internas tienen una recompensa económica más elevada.

Pasaremos a explicar algunos tipos de apuestas internas:

ROJO/NEGRO- PAR/IMPAR

Se apuesta en una de las casillas del largo de mesa abarcando 18 números y excluyendo el 0. La ganancia será de 1 a 1 para cada número de la apuesta. En caso de que salga 0 se pagará la mitad de la apuesta para cada jugador.

APUESTA SENCILLA

El jugador confía ciegamente en un solo número por lo que apuesta una o más fichas en el mismo. El límite de apuesta por número es de 25€ y se paga x 36 veces.

APUESTA DOBLE

Se opta por dos números colocando la o las fichas en la línea de separación entre ambos. Esta opción se paga por 18 veces la apuesta.

APUESTA DE CALLEJÓN

Nos jugamos por tres números, y lo indicamos ubicando una o más fichas en la línea que separa a la fila de números escogida del área de las apuestas externas. Se pagará la apuesta x 12.

APUESTA CUÁDRUPLE

Se apuesta a un grupo de cuatro números a los que les tengamos toda la fe. Se indica colocando las fichas en el cruce de la línea horizontal y vertical que delimita a los 4 números. Teniendo en cuenta que aumentan las posibilidades de obtener premios, se paga x 9.

APUESTA DE LÍNEA

Se apuesta a 6 números colocando nuestra/as fichas en la línea que separa las dos filas de 3 números y la que separa el área de apuestas externas. La apuesta de línea se pagará por 6.

APUESTA DE COLUMNA

Se apuesta a los números de la primera, segunda o tercera columna. Se coloca la ficha de apuesta en el lugar correspondiente de apuestas externas. Se paga 2 a 1.

Además podremos decidirnos por las apuestas de docenas, de vecinos o francesas, cada una de ellas, explicadas en las especificaciones del juego que ha diseñado botemanía.