Diez motivos para sonreír en un mal día

Irán

Todos tenemos días malos, momentos que nos gustaría borrar como si no hubieran existido para poder avanzar. Sin embargo, en la vida, es importante pasar página y tener capacidad para relativizar los malos momentos y disfrutar del momento presente. Sin embargo, incluso en situaciones de adversidad, es importante buscar razones para sonreír, aunque sea con una sonrisa muy tímida y leve. Lo que más cuesta es el principio pero una sonrisa tímida es el primer paso.

1. Recuerda los momentos felices que has tenido en tu niñez. En ocasiones, se mitifica la infancia como el momento más feliz de la vida de una persona puesto que existen niños que también son infelices en esta etapa. Sin embargo, en la niñez siempre existen momentos especiales como el hecho de sentir el amparo y la protección paterna y materna.

2. Piensa en esas personas que son un ejemplo de optimismo para ti. Personas que tienen una historia personal dura y a pesar de todo, no pierden la sonrisa, son ellas mismas y se muestran tal y como son allí donde van. Existen personas muy generosas a nivel interior que te regalan una amplia sonrisa cuando menos piensas.

3. Estás vivo y eso es algo maravilloso, disfrútalo.

4. Existen personas que te quieren, un abrazo es un motivo para sonreír.

5. Disfruta de una película divertida para reír a carcajada limpia.

6. La sonrisa hace de este mundo un lugar mejor, por tanto, sé feliz y disfruta del momento presente.

7. Existe un motivo básico para sonreír y es que, te sentirás mejor contigo mismo.

8. Sonreír más es un hábito de vida saludable tan positivo como dejar de fumar.

9. Observa la felicidad de un niño recién nacido. Es una imagen preciosa.

10. Tienes que sonreír más porque la vida es una fiesta de luz y de color. Tal vez uses las gafas equivocadas y ves todo con una imagen distorsionada.

Diez derechos importantes para proteger tu felicidad

Femme Fatale

La felicidad es una conquista personal, un trabajo que depende de ti y al que tienes que dar valor porque la aventura de la existencia es un regalo maravilloso en tu día a día. Existen derechos personales que cuando los defiendes, también te sientes mucho mejor contigo mismo.

1. En primer lugar, tienes el derecho de vivir en base a tus decisiones, sin necesitar de la aprobación constante por parte de los demás. A nivel de amigos y de familia, también es posible cometer el error de dar consejos a otra persona cuando no los ha pedido porque lo único que quiere es ser escuchada.

2. Tienes derecho a buscar tu felicidad en el trabajo porque un empleo es un medio de desarrollo personal.

3. El derecho a recibir todo el cariño del mundo por parte de tus seres queridos, por tanto, te mereces lo mejor y debes recordarlo para cuidar tu autoestima.

4. El derecho a tener tu propio espacio y estar solo incluso cuando otras personas quieren quedar contigo o estar a tu lado. Es importante defender el derecho a la soledad para que no interfiera en otros ámbitos de tu felicidad.

5. El derecho a vivir en letras mayúsculas porque lo verdaderamente triste es no pisar con fuerza por el mundo, es decir, no dejar tu propia esencia.

6. El derecho a ser tú mismo en cualquier circunstancia porque eres una persona única y como tal tienes derecho a manifestarte.

7. El derecho a vivir con ilusión, pero también, el derecho a tener tristeza porque el mundo emocional es único e irrepetible.

8. El derecho al silencio, es decir, el derecho a la calma y la tranquilidad. Un derecho que dependiendo de las circunstancias, puede ser todavía más prioritario. Por ejemplo, en la enfermedad.

9. El derecho a tener momentos de poca asertividad porque no existe un ser humano perfecto.

10. El derecho a vivir el presente de verdad.

Decálogo para ser tú mismo

Cathy

Existe una norma básica para ser feliz en tu día a día, ser tú mismo. Sin duda, la autenticidad es un verdadero regalo en la vida que se valora mucho en la amistad y en las relaciones personales. Ser uno mismo implica la transparencia de poder mirar como en un espejo lo mejor de otro ser humano.

1. En primer lugar, para ser tú mismo es importante que hagas de la libertad tu forma de vida porque ser libre produce mucha ilusión y satisfacción en el día a día.

2. Ama la vida tal y como es, y ten el corazón tranquilo sin frustrarte pensando en aquello que te gustaría tener y que no tienes porque no existe vida perfecta. En realidad, la perfección reside en captar la esencia de las cosas.

3. Alimenta tus sueños y ve tras ellos porque no existe nada más personal que esto.

4. Cuida de ti mismo para poder cuidar también de los demás porque nadie da lo que no tiene.

5. Di lo que piensas en una discusión de pareja, no te calles por miedo a disgustar al otro porque es fundamental que el otro pueda conocerte tal y como eres sin adoptar una pose artificial o una actitud falsa.

6. Aprende a ser selectivo en tus relaciones personales. Si existe una compañía que te hace daño, entonces, es mejor que la evites.

7. Sonríe a la vida porque la vida es maravillosa y dicha sonrisa ilumina tu mundo y todo tu entorno.

8. Aprende a pedir perdón y a rectificar a tiempo para corregir los errores del pasado.

9. Cada día puedes encontrar una buena razón para ser feliz si de verdad lo buscas en el baúl de tus recuerdos. Estás vivo y eso es maravilloso.

10. Piensa en positivo y quiérete porque los pensamientos positivos generan una energía muy positiva a tu alrededor.

Sé tú mismo porque eso es una ganancia no sólo para ti mismo sino también para los demás que pueden descubrirte como un tesoro.