Cómo juzgar menos a los demás

 El turista accidentado

Existe un error habitual que cometen muchas personas al juzgar a los demás en situaciones cotidianas. El juicio de valor suele ser muy injusto puesto que se sentencia como una afirmación de carácter absoluto. Para juzgar menos a los demás, conviene tener presente que una persona desde fuera no puede tener la perspectiva general de una situación vinculada con alguien ajeno. Por tanto, toma esta distancia con la prudencia que te reporta mirar desde el otro lado de la barrera.

Por otra parte, tienes que partir de la premisa real de que cada persona es distinta, por tanto, existen tantas formas de ver el mundo como personas habitan en él. Por tanto, cuando des mucho peso a tu criterio recuerda que tu opinión también es relativa si tienes en cuenta que incluso, tu mejor amigo es muy distinto a ti. No existen dos personas que puedan ser tratadas como si fuesen dos fotocopias. En ese caso, las personas no serían tal y serían objetos.

Escucha abiertamente y con la mente atenta en el mensaje externo lo que otra persona tiene que decirte. Deja la censura  interior de prejuicios y sé observador para aprender algo bueno de los demás.

Recuerda que las diferencias personales son una oportunidad para aprender de los otros. El mundo sería muy aburrido si las personas estuviesen hechas a partir de un único modelo. Cuando estás con personas que toman la costumbre de criticar                a los demás, marca límites claramente, cambia de tema y explica que a ti no te gusta ese juego. Criticar a los demás no te aporta nada bueno por ello, invierte tu tiempo en algo que te haga crecer a ti.

Piensa en positivo y trata a los demás en la forma y en el modo en que te gustaría ser tratado a ti. Con respeto, atención y cariño.

Piensa en ti para ser feliz

Possibilidades

Piensa en ti para ser feliz sin creer que es egoísta darte importancia a ti mismo en tu propia vida. Si tú no lo haces, entonces, nadie lo hará de la forma que esperas y necesitas. La vida es bella y es importante recordarlo todos los días, para ello, piensa en ti para ser feliz, no te tomes las cosas tan en serio, también es importante recordar que la vida es una fiesta que tiene un punto de frivolidad.

Piensa en ti desde todos los puntos de vista. En primer lugar, en el plano personal, es importante que pienses en la recta final de año qué cambios te gustaría hacer en tu vida para vivir mejor y ser más feliz el próximo año. De lo contrario, si sigues haciendo lo mismo, entonces, estarás estancado en el mismo punto. Existen personas que son expertas en posponer sus decisiones de amor, como si los asuntos del corazón se solucionaran por sí mismos cuando en realidad, no es así.

Piensa en ti para ser feliz también a nivel laboral. Es decir, si haces un trabajo que no te gusta, entonces, no te conformes por el simple hecho de que estamos en un momento de crisis y que no es fácil encontrar trabajo. En realidad, mientras tú crees en ti mismo, todo lo demás es posible. Busca tu vocación, persigue tus sueños, sé constante, abre nuevas puertas y piensa que todo es posible porque los límites están más en la mente que en la realidad.

También es muy importante que pienses en ti para cuidar tu salud. Por ello, con la llegada de 2014 es un momento excelente para establecer compromisos saludables, por ejemplo, dejar de fumar, salir a caminar todos los días, tener una alimentación saludable…

Piensa en ti y deja de lado los prejuicios que te llevan a creer que pensar en uno mismo es un síntoma de egoísmo y de vanidad.

Todos somos un poco niños

 children on the bus

Hoy se celebra el Día Mundial del Niño en la que el objetivo es defender los derechos de los más pequeños de la casa. Pero sin duda, también es una buena ocasión para recordar que todos somos un poco niños porque envejecer supone sumar vida y experiencias, todos vamos quemando etapas pero la huella de la niñez sigue vigente en el interior del alma humana.

Los recuerdos de la infancia son los que afloran con más nitidez en la vejez. Por ello, hoy es un buen día para reflexionar sobre la importancia de mimar con cariño a ese pequeño que todos tenemos de nosotros mismos y que sigue siendo vulnerable y requiere de la protección del yo adulto.

El yo interior se muestra a través de la risa, el llanto, la sonrisa, las ilusiones de presente, la alegría, las emociones… Pero además, los recuerdos de la niñez pueden venir a la mente de una forma inconsciente en cualquier momento. Conviene tratar a ese niño interior con mucho cariño y comprensión porque son dos ingredientes necesarios para la autoaceptación.

Asume tu vida tal y como ha sido, con todo lo bueno y lo menos bueno que ha tenido ya que todo forma parte de tu historia y gracias a todo lo que has vivido estás aquí hoy. Existen abuelos que reviven su niñez al ver la ilusión en sus nietos. Del mismo modo, con el paso del tiempo pueden surgir muchas añoranzas y nostalgias.

Con motivo del Día Mundial del Niño es una buena fecha dar amor a ese niño interior que sigue siendo pequeño a pesar del paso del tiempo. Dedicar atención a ese niño interior te ayuda a estar bien contigo mismo y a sentirte mucho más joven. Es decir, puedes ser un adulto joven de espíritu.

Disfruta del momento y de la vida con mucha ilusión, como cuando eras un niño.

Cómo escuchar sin ofenderte

Telephone

Liberar los ruidos emocionales es de gran ayuda en el proceso comunicativo ya que gracias a un diálogo asertivo y a la limpieza mental puedes atender qué quiere decirte exactamente otra persona cuando se dirige a ti, sin sacar conclusiones equivocadas o sin hacer deducciones que nada tienen que ver con la realidad.

1. En primer lugar, para escuchar un mensaje de forma abierta tienes que hacer el propósito de hacer todas tus preguntas sin miedo, es decir, en vez de hacer segundas interpretaciones personales marcadas por la subjetividad, lo que puedes hacer es interactuar de forma directa con el interlocutor para que resuelva tus dudas.

2. En segundo lugar, escucha a los demás en un diálogo con el mismo respeto y silencio con que te gusta que te traten a ti cuando tienes algo importante que decir. Por otra parte, valora lo que para el otro es importante aunque para ti pueda no ser tan prioritario. Escucha el corazón ajeno con libertad y silencio.

3. No tengas miedos y piensa en positivo. Cuando existe un diálogo entre dos personas que se valoran y que se quieren, tienes que partir de la premisa realista de que existe una buena predisposición por ambas partes. Es decir, tienes un entorno ideal para abrir tu corazón de par en par y dejarte conocer tal y como eres.

4. Sonríe porque este gesto genera confianza y tranquilidad en el interlocutor. Cualquier persona se muestra más receptiva en un diálogo cuando tiene frente a sí a alguien que sonríe de forma abierta.

5. Disfruta del momento presente como una oportunidad para conocerte mejor a ti mismo y también como una oportunidad de conocer mejor a la otra persona. Las palabras reducen la distancia en la amistad, en el amor y en el compañerismo.

Cómo demostrar tu gran amor a tu pareja

 Atardecer en la Torre Eiffel (Explore!)

El amor se demuestra día a día y se demuestra con hechos no solo con palabras. En muchos casos, las palabras caen en saco roto. En cambio, los hechos dejan huella. Si quieres demostrar tu gran amor a tu pareja, entonces, te damos las claves para conseguirlo.

1. En primer lugar, piensa en cómo te gusta que te trate a ti una persona que te quiere. Las personas somos más semejantes de lo que creemos. Todos valoramos el cariño, la atención y el respeto.

2. Deja volar tu imaginación para sorprender de una forma creativa a tu pareja. Puedes preparar una sorpresa para la persona que tanto quieres porque es muy bonito sentir la ilusión de preparar un regalo inesperado.

3. Existen gestos sencillos como decir te quiero, dar un beso o un abrazo que pueden servirte para demostrar el amor a tu pareja.

4. Regala a tu pareja tu hombro para llorar cuando tiene un mal día. Dile que puede contar contigo. Regala a tu pareja una sonrisa cuando tiene un día gris porque es una forma de alegrarle y de brindarle esperanza, ilusión, felicidad y ganas de vivir.

5. Cuida de los pequeños detalles de la convivencia en pareja porque la vida es muy bonita cuando compartes y das lo mejor de ti.

6. Piensa en el presente pero si te comprometes con alguien, recuerda que el futuro también importa. Es decir, has hecho un compromiso especial con ese alguien a quien debes cuidar, respetar y valorar. De lo contrario, no prometas nada.

7. Prepara una sorpresa especial para tu pareja, organiza una escapada romántica de fin de semana, piensa en positivo, escucha tu corazón pero también tu mente. El amor no es puro sentimiento también tienes que dejarte llevar por el pensamiento.

Cómo disfrutar de más tiempo en casa

Potlogi

Muchas personas pasan mucho tiempo decorando con mimo su casa cuando en realidad, pasan muy poco tiempo en el hogar en medio de las ocupaciones de la rutina cotidiana. Disfrutar del hogar como un espacio de libertad y de bienestar es fundamental para sentirte bien contigo mismo ya que la casa es el lugar en el que mejor se siente cualquier persona siempre que tiene un buen ambiente familiar. Existen hogares en los que se viven pequeños infiernos como consecuencia de los problemas personales.

Pensando en positivo, te animamos a pasar más tiempo en el placer de tu casa y disfrutando de ese espacio como una forma de salud emocional. En primer lugar, en plena crisis económica, cada vez gana más terreno la opción de ocio en casa. Por ejemplo, cenas con amigos, películas en televisión, lectura de libros…

Por otra parte, una de las épocas más idóneas para disfrutar de más tiempo en casa es el invierno puesto que las bajas temperaturas invitan a disfrutar del calor del hogar como un escenario agradable. Si tienes la sensación de que vives en un hotel más que en una casa, entonces, es importante que revises tus hábitos de vida para revisar tus horarios porque el cuerpo tiene memoria y el exceso de ocupaciones tarde o temprano pasa factura.

Por otra parte, la casa también es un lugar que te ofrece la posibilidad de disfrutar de relaciones personales de calidad. Puedes hablar por teléfono con tus amigos, escribir correos electrónicos, escribir cartas, jugar a juego de mesa con tus hijos, mantener una amena conversación con alguna visita…. De hecho, existen temas íntimos que en ningún lugar se tratan con tanta comodidad como en casa, un espacio de privacidad absoluto que favorece la expresión emocional.

Cómo rescatar el espíritu infantil en Reyes Magos

La fiesta de Reyes Magos es una tradición muy especial, uno de los momentos más mágicos del año porque aunque los adultos ya han dejado de creer en la magia de Melchor, Gaspar y Baltasar, reviven el espíritu de la inocencia a través de sus hijos. Del mismo modo, los adultos recuerdan su propia infancia y cómo era aquel tiempo en el que recibían con gran entusiasmo los regalos de estos personajes tan especiales.

Cualquier momento del año es bueno para cultivar el espíritu infantil, pero todavía más, con motivo de la fiesta de Reyes Magos, un buen momento para observar la realidad en su lado más bello y volver a ser, como lo fuiste en algún tiempo, un niño. Para ello, puedes echar un vistazo a las fotografías que guardas de la niñez porque esos momentos que son tan especiales forman parte de tu vida y conectan con tu verdadera esencia.

De hecho, puedes elegir alguna de esas fotografías para enmarcarla en un marco bonito con el que sorprender a tu madre o a un ser querido. Es un buen regalo emocional que puedes hacer a otra persona que significa mucho para ti.

Celebra los Reyes Magos de verdad, con el corazón, para ello, a nivel interno, realiza una lista de cosas por las que quieres dar las gracias a Melchor, Gaspar y Baltasar. Cosas que sean inmateriales y que hagan que tu vida sea un regalo. ¿Qué convierte tu vida en una aventura especial? ¿Cuánto te quieres a ti mismo? ¿Te consideras afortunado en amigos?

Alimentar al niño infantil en Reyes Magos supone rescatar lo mejor de la vida y de ti mismo, entendiendo que eres una persona estupenda con un montón de razones para sonreír a la vida como cuando tenías siete años.

Cultiva tu niño interior en Navidad

 Cultiva tu niño interior en Navidad

La Navidad es una época de cambios en la vida de cualquier persona porque incluso los adultos se sienten un poco más jóvenes en una época del año en la que los regalos y la ilusión animan el espíritu.

El niño interior requiere de mimo y atenciones en todas las épocas del año, sin embargo, el entorno navideño es mucho más propicio para sacar fuera toda la ilusión del ayer igual que cuando éramos niños pequeños saboreando la Navidad.

1. En primer lugar, escucha tu corazón de verdad, no te dejes afectar por el qué dirán y actúa de forma acorde a tu criterio. Existen muchas personas que reprimen sus emociones y sentimientos por miedo.

2. Disfruta del momento presente, siente que cada instante es eterno y que el reloj se ha detenido para regalarte una navidad especial en plena madurez.

3. La Navidad es un tiempo que nos enseña el valor de la felicidad. Es decir, somos más felices cuando nos damos a los demás que cuando nos dejamos llevar por el egoísmo. Una navidad sin nadie a quien poder ofrecer algo bueno sería muy dura. Es decir, en caso de que te sientan solo también puedes pensar en todas aquellas personas que estas Navidades vivirán una rutina negativa para aportar tu granito de arena en la construcción de un mundo mejor. Es posible colaborar con dinero pero también, con trabajo como voluntario en una organización.

4. Juega con tus hijos o tus sobrinos y disfruta de los regalos que ellos han recibido.

5. Recuerda anécdotas de la infancia con tus amigos y conocidos porque esta experiencia une mucho. Es importante no olvidar lo que hemos sido.
Dedica la Navidad a invertir tiempo en cosas que no puedes hacer el resto del año por problemas de conciliación. Es decir, piensa en cuáles son tus verdaderas prioridades para aprovechar la recta final de año como tú quieres, en positivo.

Foto – Universo de Luz y Amor

Píldoras de optimismo en el día a día

El optimismo implica aprender a ver el vaso de la alegría medio lleno en vez de medio vacío, por ello, es muy importante disfrutar del momento presente con la ilusión de saber que la vida es bella y que la existencia es una experiencia maravillosa.

1. En primer lugar, sonríe más porque recibirás muchas sonrisas a cambio. Es decir, cuando tú cuidas los detalles en las relaciones sociales también te ríes con mucha facilidad.

2. Ama la vida de verdad con el corazón al cien por cien porque cuanto más te implicas, más recibes.

3. Enciende la televisión para ver tu programa de televisión favorito o disfrutar del nuevo capítulo de tu serie semanal. La televisión también hace mucha compañía, en especial, a las personas que viven solas.

4. Puedes buscar información en internet sobre blogs de pensamiento positivo o buscar medios especializados, únicamente, en noticias optimistas que muestran el lado más bello del mundo.

5. Pon música de fondo en casa, pon el cd de un autor alegre y lleno de vida y de fuerza. Tu cantante favorito te hará sentir bien contigo mismo.

6. Sal a caminar y siéntate en un banco cerca de un parque. Observa la alegría de los niños jugando, verás cómo te llenas de esa ilusión a través de la observación porque las cosas buenas también producen un efecto imán.

7. Acude a visitar a tus padres para que su cariño y su compañía te dé fuerza. Nadie cuida de ti como tus padres en un mal día.

8. Piensa en aquellos que lo están pasando mal. Por ejemplo, puedes dar una limosna a un mendigo que pide limosna en la puerta de una iglesia.

9. Anímate a pedir un abrazo si lo necesitas porque el contacto físico refuerza tu bienestar.

10. Salir a hacer ejercicio físico también aumenta tu optimismo. Recuerda que el running está de moda.

11. El optimismo está dentro de ti, por tanto, no lo busques únicamente fuera. Busca el equilibrio en la vida.

Cómo poner la atención en el lado positivo de la vida

La sonrisa de Ainhoa

Aprender a vivir es un aprendizaje constante, las personas pueden seguir avanzando y evolucionando con el proceso que implica la madurez. La niñez tiene su influencia en el desarrollo de la personalidad adulta, es decir, el entorno en el que ha crecido un niño, las relaciones familiares y el tipo de educación también marcan una tendencia. Sin embargo, la superación personal es mucho más fuerte que todo ello.

1. Para poner la atención en el lado positivo de las cosas, en primer lugar, piensa a dónde te conduce la actitud derrotista de darte por vencido antes de tiempo.

2. Asume la vida tal y como es, con sus momentos de gloria y con sus etapas de oscuridad. Lo importante es que recuerdes que también existen los colores grises porque la vida es una historia con muchas vivencias.

3. Toma decisiones prácticas en tu vida para hacer cambios. Si estás harto de hacer un trabajo que no te gusta, entonces, puedes hacer un cambio y seguir buscando otro empleo. Si crees que tu relación de pareja ya está más que acabada, entonces, puede que sea el momento de iniciar un nuevo capítulo.

4. El pensamiento positivo se tiene que reflejar en cualquier contexto. Es decir, no sólo tienes que ser capaz de ver las virtudes de aquellos que te rodean sino también, las tuyas. Existen personas que pierden la perspectiva cuando se trata de sí mismas.

5. Utiliza tu mente como si fuese una linterna que enciendes o apagas de una forma consciente. Si quieres quitar el efecto lupa de un tema que te desagrada, entonces, marca distancia respecto de ese asunto y apaga el piloto automático.

6. Disfruta de la lectura y del arte porque realmente, es muy positivo disfrutar del momento presente en contacto con la belleza.

7. Las relaciones personales aportan mucho bien al ser humano a nivel general. Más allá de las luchas, las envidias y las rivalidades internas, piensa que existe algo más profundo en la amistad verdadera.