Autoayuda para tiempos difíciles

smiling!

La autoayuda es muy importante en cualquier momento de la vida pero todavía más en tiempos difíciles como los que corren actualmente. El desempleo produce incertidumbre de futuro, inestabilidad presente, inseguridad, frustración y dudas en relación con la felicidad.

La autoayuda para tiempos difíciles implica ayudarte a ti mismo para ser feliz y vivir mejor entendiendo que en tu interior tienes todos los recursos necesarios para encontrar la luz que hay en tu interior.

1. En primer lugar, focaliza tu atención en las alegrías de la vida y no en las tristezas. Todo depende del cristal con que se mira.

2. Sonríe incluso aunque te cueste porque la sonrisa es una bonita medicina para poner un poco de color a los días grises.

3. Es muy importante que hagas deporte y ejercicio físico con regularidad porque la rutina deportiva te aporta bienestar, creatividad y pensamiento positivo.

4. Asume el miedo como algo natural pero también, puedes afrontarlo.

5. Cuida tu corazón con bellos recuerdos. Es decir, cada día puedes dedicar cinco minutos diarios al recuerdo de buenos momentos que han aportado bienestar a tu vida.

6. Vive la vida de verdad y piensa que todo cambia y nada permanece. Por tanto, no te quedes estancado en la negatividad de este instante.

7. Sal a caminar todos los días ya sea solo o acompañado. Evita boicotear tu plan con algunas de las excusas más utilizadas, por ejemplo, la falta de tiempo, el cansancio o el mal tiempo. Que llueva no es motivo para que no disfrutes de un paseo bajo el refugio de un paraguas.

8. Juega con tus hijos y tus sobrinos porque los niños siempre te dan alegría.

9. Comparte tiempo con tu familia todos los meses, no solo en Navidad.

10. Puedes hacer un curso de risoterapia.

En Navidad, no se cubre con el consumismo las carencias afectivas

CHRISTMAS TIME!!!

Durante las fiestas de Navidad, el universo parece estar del revés ya que el espíritu navideño se ha transformado o ha tenido fecha de caducidad. Lo más importante de la Navidad para muchas personas ya no es estar con la familia y pasarlo bien con los seres queridos sino los regalos y el materialismo propio de un tiempo de crisis económica cuando lo que de verdad importa es el ahorro.

El consumismo propio de la Navidad no es saludable porque en ocasiones, se quiere compensar con un regalo caro, otro tipo de carencias, como por ejemplo, la falta de dedicación en una relación, el distanciamiento durante el año, o la falta de muestras de afecto reales y cercanas.

En ocasiones, son las personas que hacen regalos más caros las que más tienen que demostrarse a sí mismas ya que a través de esos regalos se sienten, momentáneamente, mejor consigo mismas porque confunden el afecto con el dinero y consideran que al optar por un regalo más caro, están demostrando todo el cariño que sienten por una persona.

Cuando en realidad, en más de una ocasión, el destinatario de un regalo caro se siente muy incómodo ante tanta ostentación porque luego se siente en la obligación de corresponder al mismo nivel.

En Navidad es un buen momento para rescatar los verdaderos valores de una vida feliz para dejar aparcada la tarjeta de crédito entendiendo que el dinero no lo compra todo y que es imposible compensar con regalos la falta de dedicación en una relación familiar, de pareja o amistad. Al final, un regalo caro no consigue transmitir todo el cariño que sí se puede ofrecer a alguien a través de una conversación sincera o un fuerte abrazo.

No te vuelvas un esclavo de la Navidad porque este tiempo es para vivirlo de verdad y no para arruinarte.

Aprende a decir no con libertad

Aprende a decir no con libertad

Existe un aprendizaje básico y muy importante en la vida y que sin embargo cuesta mucho a algunas personas que han sido educadas en un ambiente en el que pesa mucho el qué dirán. No es una palabra breve pero tiene un gran significado. Por ello, tienes que aprender a decir no cuando no quieres hacer algo que rompe con tu orden de prioridades y que te genera un gran rechazo.

Decir no cuando quieres decir sí en realidad, es agotador, por tanto, aprende de la experiencia, analiza cómo te sientes después de haber dicho sí cuando querías decir no y vive tu vida siendo coherente con tu modo de ser y de pensar porque tú eres tu propia brújula.

La comunicación también tiene sus barreras, pero son muchos más los muros que nos ponemos nosotros mismos que los muros externos. Cuando una persona teme decir no en realidad tiene miedo de lo que pueda pensar el otro, teme el rechazo y se asusta del qué dirán.

Aprende a decir no porque eres libre de decidir qué quieres hacer, cuándo y dónde. Por supuesto, si una persona te importa, a nivel asertivo, también es muy enriquecedor que expliques los motivos concretos por los que no puedes hacer en ese momento eso que te ha pedido. Cuando das una explicación a otra persona se siente más tranquila.

Aprende a decir no y sé feliz porque en más de una ocasión, aunque pueda resultar difícil decir no en un primer momento, en realidad, es liberador quitarte un peso de encima.

Es importante que siempre digas que no cuando algo vaya en contra de tus ideas y de tus valores porque en ese caso, vas en contra de tu verdadera esencia.
Cuando dices que no a alguien también te dices que sí a ti mismo.

Foto – Servicio de Promoción de la Salud

Ventajas de la timidez

 Ana

Existen personas que tratan la timidez como si fuera un defecto cuando en realidad, no lo es. La timidez puede ser una barrera personal cuando se convierte en un muro, sin embargo, cuando una persona asume su modo de ser, es muy afortunada. La timidez también es un gran tesoro por los beneficios que produce en cierto sentido.

Uno de los grandes tesoros que produce la timidez es el del tiempo. Mientas que existen personas que se comportan como si una amistad se pudiera construir en cuestión de días, las personas tímidas tienen la sabiduría necesaria para dar tiempo al tiempo y así poder conocer mejor a los demás. El ritmo de las personas tímidas muestra que cuando se trata de construir un vínculo interpersonal, hay que tener paciencia.

Otro rasgo habitual en las personas tímidas es la actitud adecuada para escuchar durante el tiempo que haga falta a otra persona. Las personas tímidas son grandes confidentes por lo que pueden ser un punto de apoyo perfecto en un momento de dificultad. Las personas tímidas también son personas nobles que no quieren acaparar el centro de atención en todas las celebraciones y dan importancia a los demás.

Una persona tímida genera cierto grado de misterio, es decir, despierta la curiosidad sana en los demás que desean saber un poco más acerca de cómo es su mundo interior.

Además, la timidez también es una gran virtud ya que propicia la introspección saludable de mirar dentro de uno mismo y dejar lo externo en un segundo plano. Esta capacidad de reflexión sobre uno mismo te ayuda a crecer como persona y a ser feliz.

El encanto de la timidez es infinito, por tanto, acepta tu modo de ser tal y como es. Lo importante es que te comprendas a ti mismo porque cuando te quieres a ti mismo, los demás también lo hacen.

Cómo ver menos la televisión

 13A2 living room ~ west {notes}

No es muy saludable ver un tiempo excesivo la televisión cada día ya que la verdadera salud surge de una vida activa. El bienestar emocional va de la mano del contacto con la naturaleza, de las relaciones sociales, del disfrute del ocio y del trabajo. La televisión es un buen medio de entretenimiento pero vivido en su dosis exacta y justa, de lo contrario, es una auténtica pesadez. Te damos las claves para ver menos tiempo la televisión.

1. En primer lugar, evita la costumbre de comer o de cenar en compañía de la tele. Incluso el silencio puede ser un buen compañero en la sobremesa.

2. En segundo lugar, haz una lista de cincuenta posibles opciones de ocio alternativas a la televisión. Aunque pueda parecerte una lista muy larga, es mejor que dediques un tiempo a este tema para darte cuenta de la cantidad de diversiones que tienes a tu alcance.

3. Aprende a disfrutar del silencio en tu hogar. Es decir, puedes tumbarte en el sofá para leer un buen libro. O simplemente, estar ahí, mirando al techo, sin pensar en nada más y dejando que pase el tiempo.

4. Apaga la televisión cuando llegue un invitado a tu casa y no la dejes como una banda sonora de fondo. Disfruta de la conversación amena y distendida con ese amigo.

5. Marca un tiempo diario máximo de permiso para ver la televisión. Del mismo modo, también puedes establecer unos horarios en función de aquello que se adapte más a tus necesidades.

6. Evita tener más de una televisión en casa ya que es una buena opción ver la tele en familia. Evita el individualismo de que cada uno esté en su cuarto viendo lo que le gusta porque ver la tele juntos también es una forma de compartir y pasarlo bien con un plan sencillo y muy económico.

Cómo preparar tu día de San Valentín

 Wasted Love - No Valentine Day- // Amor Desperdiciado -Dia de los Desenamorados

La celebración del día de San Valentín es una fecha anecdótica en el calendario puesto que el 14 de febrero no tiene más trascendencia que otras fechas del calendario. Sin embargo, el marketing del día de San Valentín es tan fuerte que de una forma inconsciente, muchas personas se sienten tentadas a celebrar este día.

En realidad, puedes tomar San Valentín como la excusa perfecta para regalar amor a los demás pero también a ti mismo. Es decir, San Valentín nos recuerda que el amor debe expresarse porque el cariño se cultiva con hechos y con palabras.

Te damos las claves para preparar tu día de San Valentín:

1. En primer lugar, puedes preparar con tiempo un plan especial o improvisar ese día en función del momento y de tu estado de ánimo una actividad que te apetezca hacer. Pero tienes que tener en cuenta que si lo que te apetece es improvisar, entonces, es más difícil hacerlo cuando quieres llevar a cabo un plan en buena compañía. En ese caso, tienes que tener también en cuenta la agenda de la otra persona. Si lo que te apetece es dedicarte ese día solo para ti, entonces, adelante. Tú eres tu mejor amigo, disfruta de tu propia compañía y pásalo muy bien.

2. Disfruta del momento presente de verdad y vive tu San Valentín 2014 como una fecha especial de tu calendario. Recuerda que todos los días son especiales siempre que consigues vivir en forma de ahora.

3. Busca alternativas al materialismo, es decir, evita gastar dinero en San Valentín y disfruta de los verdaderos valores que rigen el amor hacia ti mismo o hacia los demás. La sinceridad, la honestidad con uno mismo, las emociones, la motivación… son motores que rigen el cariño.

La nostalgia de decir adiós al año viejo

I fell apart, but got back up again.

En medio de la celebración de Navidad surge la ilusión ante la bienvenida, es decir, ante la ilusión de abrazar con ilusión el 2014 cuando en realidad, el 2013 también es un año que forma parte de la historia de tu vida y en breve, este año formará parte de tu memoria y de tu recuerdo. Son muchos los recuerdos que acumulas en tu corazón, las personas que has conocido, las vivencias que has tenido y los éxitos que has alcanzado.

Por ello, merece la pena despedir por todo lo alto y con mucho cariño este 2013 que lejos de cualquier tipo de superstición también es importante en el calendario particular del corazón.

1. En primer lugar, puedes echar un vistazo a las fotografías en reuniones sociales que te has realizado a lo largo de este año.

2. También puedes elaborar una lista de los libros que has leído en 2013.

3. Haz una lista de cincuenta cosas bonitas que te han pasado en este 2013 y que no quieres olvidar jamás. Puedes guardar el folio en un lugar especial de tu habitación para poder consultarlo en cualquier momento.

4. Despide el año dando las gracias. Por ello, puedes escribir una carta de gratitud a las personas que son importantes en tu vida y a las que quieres dedicar unas palabras bonitas.

5. Realiza ejercicios de visualización recreando en tu mente esos momentos inolvidables que has experimentado en 2013 y que te pertenecen. Cultiva ese tesoro vital y toda la belleza que hay en tu interior porque la vida no sólo es presente, también es un ayer recordado que se hace actual a través de la memoria.

6. Piensa en positivo y deja de lado los dramatismos o la actitud pesimista de la vida.

7. Cultiva la sonrisa interior.

Cómo elegir los propósitos de año nuevo

Green Bag + Pink Umbrella

Pensar en buenos deseos para el año nuevo puede ser muy sencillo como de hecho resulta porque la imaginación es libre y puede fantasear con mil opciones distintas. Sin embargo, un verdadero deseo es aquel que está conectado con la acción de amar y de querer aquello que es más justo en el presente. La justifica es aquella que está orientada con la felicidad. La justicia y el bien se dan la mano. Por tanto, te guiamos para elegir tus propósitos de año nuevo.

1. En primer lugar, busca la profundidad en medio de la superficialidad que en ocasiones rodea a los propósitos de año nuevo. Por ejemplo, piensa no sólo en aquello que puedes hacer para cuidar tu cuerpo sino también para cultivar tu mente. Existen muchas personas que hacen planes para ir al gimnasio, sin embargo, no es una buena idea descuidar el alma.

2. Piensa en cómo te hace sentir a ti ese deseo tan especial y qué quieres hacer para lograrlo. Analiza hasta qué punto estás dispuesto a arriesgar por aquello que amas ya que la vida es un camino de largo recorrido y las cosas buenas también se hacen esperar.

3. Un deseo no se hace realidad por arte de magia, eres tú quien tienes que trabajar por él.

4. Haz una lista de cinco razones por las que quieres cumplir ese propósito. Así puedes meditar mucho más sobre tus vivencias.

5. Mira a tu futuro a corto plazo e imagínate a ti mismo con ese deseo conseguido. Valora cómo te sientes de verdad.

6. Busca propósitos que solo dependan de ti porque si es algo que también depende de otra persona, entonces, puedes frustrarte mucho.

7. Camina por la vida con la firmeza de saber que tú puedes lograr lo que te propongas. Pero lo importante no es si puedes o si quieres lograrlo.

El mejor regalo de Navidad

My New Toy

Ya llega la época del año en que los comercios están llenos de gente más allá de la crisis económica. Cada persona en la medida de sus posibilidades se deja arrastrar por el consumismo propio de esta época del año al hacer algún gasto de más. Si te adelantas y aprovechas eventos como el black friday puedes conseguir ahorrar algo de dinero. Sin embargo, aunque las personas buscan la forma de sorprender con dinero a los seres queridos, en realidad, lo que importa no es la parte material de la vida sino la espiritual, y la Navidad con su particular espíritu navideño nos recuerda que el mejor regalo no es aquel que se puede comprar con dinero sino aquel que se alcanza a partir de la actitud y de la voluntad individual.

Existen regalos que puedes ofrecer a tus seres queridos más cercanos en Navidad y siempre pero la Navidad es un buen momento para empezar a entrenar estas virtudes. Por ejemplo, puedes regalar a tus seres queridos pensamiento positivo, capacidad de superación, magia y fuerza.

Por ello, recuerda que la vida siempre es mejor cuando ofreces lo mejor de ti a los demás ya que no existe mejor regalo que aquel que es personal y requiere de un esfuerzo. El esfuerzo pesa menos cuando está bañado por el amor y por la generosidad.

La vida es una aventura maravillosa pero es importante pensar que en ocasiones, confundimos lo importante con lo superficial como sucede al querer compensar ciertas carencias con la compra de un regalo caro. El cariño no se percibe por el hecho de recibir un regalo que vale mucho dinero ya que lo que de verdad se logra de esta forma, es distorsionar el vínculo afectivo.

El mejor regalo que puedes ofrecer a los demás y a ti mismo durante las próximas fiestas de Navidad es ser una buena persona, ser atento y amable en las celebraciones familiares y restar valor a las tensiones para buscar la paz.

Cómo mejorar tus relaciones familiares en Navidad

Christmas Boycott

Existen muchas personas que imaginan catástrofes en Navidad, es decir, no disfrutan de esta época del año porque arrastran conflictos con seres queridos y conocidos. Sin embargo, es importante pensar en positivo y descubrir la Navidad 2013 como una nueva oportunidad para mejorar las cosas dentro  del hogar.

Nunca lo des todo por perdido porque los seres humanos, y todavía más cuando existe amor de por medio, pueden sorprenderte en positivo mucho más de lo esperado.

1. En primer lugar, durante las fiestas de Navidad es muy importante que des menos valor a los regalos materiales y potencies la importancia de los pequeños detalles. Por ejemplo, dar protagonismo a los seres queridos en las conversaciones y practicar la escucha activa sin juicios.

2. Puedes mandar una felicitación de Navidad a todos tus seres queridos ya que incluso puedes optar por un powerpoint con el objetivo de que este detalle te resulte más económico al no tener ningún tipo de gastos de envío.

3. Piensa en ti y en aquello que quieres hacer estas Navidades, pero además, piensa en cómo puedes integrar a tus seres queridos en alguna de esas actividades. Por ejemplo, puedes ir al cine en buena compañía mientras disfrutas de tu película favorita.

4. Deja de ponerte en el rol de víctima, es decir, deja de comportarte como si solo los demás cometieran errores cuando tú también tienes tantos fallos que evitar en tu vida. Hoy es un buen día para aprender a vivir mejor, con el corazón más abierto a la verdad y más atento a los demás.

5. Si recibes a tus familiares en casa, entonces, sé un buen anfitrión. Si por el contrario tú eres el invitado entonces, intenta estar a la altura de las circunstancias. Puedes llevar una caja de bombones como detalle especial.

6. Dedica esos días a descansar y presta menos atención a los asuntos de trabajo porque ya tendrás tiempo a lo largo del año de fijarte en tus metas profesionales.