En Navidad, no se cubre con el consumismo las carencias afectivas

CHRISTMAS TIME!!!

Durante las fiestas de Navidad, el universo parece estar del revés ya que el espíritu navideño se ha transformado o ha tenido fecha de caducidad. Lo más importante de la Navidad para muchas personas ya no es estar con la familia y pasarlo bien con los seres queridos sino los regalos y el materialismo propio de un tiempo de crisis económica cuando lo que de verdad importa es el ahorro.

El consumismo propio de la Navidad no es saludable porque en ocasiones, se quiere compensar con un regalo caro, otro tipo de carencias, como por ejemplo, la falta de dedicación en una relación, el distanciamiento durante el año, o la falta de muestras de afecto reales y cercanas.

En ocasiones, son las personas que hacen regalos más caros las que más tienen que demostrarse a sí mismas ya que a través de esos regalos se sienten, momentáneamente, mejor consigo mismas porque confunden el afecto con el dinero y consideran que al optar por un regalo más caro, están demostrando todo el cariño que sienten por una persona.

Cuando en realidad, en más de una ocasión, el destinatario de un regalo caro se siente muy incómodo ante tanta ostentación porque luego se siente en la obligación de corresponder al mismo nivel.

En Navidad es un buen momento para rescatar los verdaderos valores de una vida feliz para dejar aparcada la tarjeta de crédito entendiendo que el dinero no lo compra todo y que es imposible compensar con regalos la falta de dedicación en una relación familiar, de pareja o amistad. Al final, un regalo caro no consigue transmitir todo el cariño que sí se puede ofrecer a alguien a través de una conversación sincera o un fuerte abrazo.

No te vuelvas un esclavo de la Navidad porque este tiempo es para vivirlo de verdad y no para arruinarte.

Cómo buscar trabajo en positivo

 OT de Vilanova i la Geltrú - Nova

Buscar trabajo en positivo es muy importante para disfrutar del proceso que de por sí es duro porque implica convivir con la incertidumbre. Buscar trabajo no es sencillo, especialmente, porque en un momento de crisis económica existe la evidencia real de que se publican menos ofertas de empleo a las que aspiran muchos más candidatos. En medio de este panorama poco prometedor, las personas tienen la sensación de tener un muro que es imposible de salvar.

Esta es una de las razones por las que es mejor dejar de ver los telediarios cuando dichas noticias te afectan de una forma negativa y te desmotivan.

1. En primer lugar, céntrate en tu meta y no dejes que nada te aparte de ella. Sé coherente con el objetivo que te has marcado y disfruta de verdad de tus inquietudes.

2. Pon en práctica la superación personal que hay en tu interior, las personas que fracasan son aquellas que desisten antes de tiempo y no lo han intentado.

3. No te encierres en ti mismo en la búsqueda de empleo, es decir, puedes compartir la noticia con tus amigos y conocidos porque pueda que tengan que darte algún tipo de información de interés para ti.

4. Sé constante pero disfruta también de los días de descanso en el fin de semana.

5. La vida es maravillosa, un auténtico regalo y el trabajo es uno de los pilares más importantes del bienestar personal como medio de desarrollo y de realización.

6. Mira en tu interior y déjate guiar por tu intuición porque es tan importante como la inteligencia y la fuerza de voluntad.

7. Cuando venga a tu mente la idea de no puedo, cambia el chip y realiza la afirmación en positivo.

8. Eres una persona fuerte, valiente y capaz. Por tanto, cuida de ti y apuesta por tus sueños porque incluso, puedes plantearte la posibilidad de ser emprendedor para buscar trabajo.

Cómo levantar el ánimo en un desamor

<3

El desamor duele y produce muchas heridas, sin embargo, cualquier persona tiene que sobreponerse a un desamor para seguir con la vida y avanzar hacia adelante. Te damos las claves para levantar el ánimo en un desamor.

1. En primer lugar, queda con esa persona con la que te sientes bien de verdad y te hace feliz al máximo. Puede ser un familiar, un amigo o incluso, un compañero de trabajo con el que también tienes un lazo personal. Es importante que seas tú mismo de verdad, que puedas expresar tu dolor, mostrar tus heridas por dentro… Cuando te rodeas de personas sin formar parte de verdad de ese grupo al no hablar de tu verdadera situación, sientes que tienes puesta una máscara que no te deja ser tú.

2. Sal a caminar todos los días en otoño, especialmente, por la tarde para evitar la inercia de sentarte en el sofá y pasar toda la tarde viendo la televisión.

3. Existe un programa de televisión que pese a los problemas de dificultad que muestra también ofrece un mensaje muy positivo. Se trata de Entre Todos, el programa que presenta Toñi Moreno y que muestra que todo problema tiene solución porque existen muchas personas buenas y de buen corazón que no son indiferentes ante el sufrimiento ajeno y se implican de verdad.

4. Puedes ir al cine ya que el cine también es un plan muy agradable para disfrutar en soledad. Es decir, es un plan que te aporta independencia y autonomía para no depender siempre de los demás a la hora de hacer un plan.

5. Puedes animarte a practicar una actividad deportiva nueva para romper la rutina y conocer gente nueva.

6. No tengas miedo, mira en tu corazón y apuesta por la vida porque hoy es un gran día para brindar por ti. Para levantar el ánimo en un desamor, sonríe.

Cómo recargar las pilas

 Cómo recargar las pilas

Cualquier persona es humana y tiene la necesidad física y mental de recargar las pilas. Es decir, reponer fuerzas para descansar de verdad y recuperar el equilibrio perdido. El cuerpo tiene unas necesidades distintas a las del espíritu pero está claro que hay que buscar la armonía para no forzar la máquina.

1. En primer lugar, para recargar las pilas es importante romper con la rutina establecida previa. Todo aquello que sea salir de la monotonía es una forma de recargas las pilas, retomar el rumbo y desconectar de todo.

2. Del mismo modo, la vida natural propicia mucho el relax. Por ello, pasa más tiempo en el pueblo, pasea por las zonas verdes de la ciudad, haz excursiones, busca lugares de silencio, observa los paisajes, no te prives de conectar con el aire puro en invierno…

3. Los planes sociales que están vinculados con el cuidado de uno mismo también aportan bienestar, por ejemplo, puedes salir de compras, ir a la peluquería, visitar el balneario, acudir a una sesión de masajes…

4. Afronta los conflictos no resueltos, de lo contrario, llevarás esa carga allí donde estés.

5. Cuando estés saturado, deja lo que estés haciendo, tómate unos minutos para ti mismo, respira profundamente y deja la mente en blanco.

6. Cuando tengas ansiedad por algún motivo puede ayudarte abrir la ventana de la habitación en la que estés porque el aire puro te renueva por dentro y por fuera.

7. Duerme durante más tiempo, de hecho, puedes echarte la siesta y levantarte tarde durante el fin de semana.

8. Practica tus aficiones ya que eso te ayuda a descansar de una forma evidente.

9. Escuchar música de fondo en casa también te permite estar en paz contigo mismo.

10. Quítate el reloj y apaga el teléfono móvil. Piensa que todo lo demás puede esperar y que tú eres lo más importante.

Foto – Nice Garden

Frases Célebres

Sigmund Freud
“Existen dos maneras de ser feliz en esta vida, una es hacerse el idiota y la otra serlo.”
“La humanidad progresa. Hoy solamente queman libros; siglos atrás me hubieran quemado a mi.”
“He sido un hombre afortunado en la vida: nada me fue fácil.”
“Uno es dueño de lo que calla y esclavo de lo que habla.”
“Si dos individuos están siempre de acuerdo en todo, puedo asegurar que uno de los dos piensa por ambos.”
“Sólo la propia y personal experiencia hace al hombre sabio.”
“La inmortalidad significa ser amado por mucha gente anónima.”
“El primer humano que insultó a su enemigo en vez de tirarle una piedra fue el fundador de la civilización.”

De lobos, hombres y prostitutas

A veces nos empeñamos en buscar un análisis de la psique de un colectivo: ¿qué tienen en común, psicológicamente, los bomberos, los futbolistas, los empleados del servicio municipal de basuras…? Y no siempre existe una base fundada para ese psicoanálisis grupal. Es más: ni siquiera cabe, en muchos casos, hablar de rasgos comunes o dividirlos por subgrupos desde el punto de vista psicológico.

Y lo dicho hasta ahora es aplicable al cien por cien a un colectivo al que probablemente no se le ajuste del todo el nombre de “colectivo”: el de los usuarios de servicios de acompañamiento. A quienes, por sistema, “se van de putas” habituamente, para dejarlo claro y sin posibilidad de resquicio a la duda semántica.

No se puede, decimos, analizar a un grupo que lo único que tiene en común es que paga por unos servicios de relax, y es que es tan variado, tan heterogéneo en su composición, que habría que realizar tantos análisis como individuos pertenezcan a él… O no.

La clave puede estar en el ello

Lo cierto es que cada uno de estos individuos ha vivido su infancia y su relación con el sexo de una manera diferente; si entramos en consideraciones del, digamos, “núcleo duro freudiano”, tampoco vamos a encontrar vivencias edípicas necesariamente comunes.  Desde el punto de vista de la animalidad racional, pocos puntos van a unir a estos hombres.

Sin embargo, si tomamos la parte menos humana del hombre, la parte de nuestra psique que da nombre a este blog y que la enciclopedia virtual Wikipedia define de la siguiente manera: “El Ello es la parte primitiva, desorganizada e innata de la personalidad, cuyo único propósito es reducir la tensión creada por pulsiones primitivas relacionadas con el hambre, lo sexual y los impulsos irracionales”. Si analizamos el ello, es posible que sí encontremos más elementos comunes.

Un prisma útil

De acuerdo, el ello, tal como lo entendemos, tiene casi todos los aspectos idénticos en los distintos seres humanos, en tanto en cuanto se refiere a la parte primitiva, la de la animalidad cubierta por convenciones y represiones (¿no es lo mismo?), pero será también el prisma bajo el que podamos analizar a buena parte de los usuarios de los servicios de acompañantes.

Decíamos que el propósito del ello es reducir la tensión que crean las pulsiones primitivas, entre las que se cuenta lo sexual. Pues bien, el primer punto en común es evidente: este colectivo satisface estos impulsos pagando.

El sexo por dinero, un atajo

Pero este hecho de pagar por la compañía íntima de una mujer (o lo que cada cual quiera, según sus preferencias en este terreno) implica algo más, y quizá no tan evidente: el hecho de no querer (no nos equivoquemos: nadie debería decir que no puede) seguir el juego de la seducción indica que prefieren la vía directa y fácil.

Y, claro, tirando del hilo, esta implicación lleva a otra más allá. Comparemos ahora el sexo de los usuarios (insistimos, habituales) con el acto de comer. Y hagámoslo desde el punto de vista menos humano posible, asimilando el ello humano a la necesidad de alimentarse de un lobo.

Lobos, hombres y hambres

El animal no se sienta a la mesa, no espera a que todo el mundo esté sentado ni aúlla una acción de gracias por el ciervo que está a punto de comerse. Dejando de lado las consideraciones de jerarquía de la manada (una trampa que nos vendrá muy bien dentro de unos párrafos), la cadena de acontecimientos es: “tengo hambre – como”. En cuanto al sexo, en el caso del ser humano existen dos vías:

La vía uno, condicionada por todas las consideraciones sociales, educativas… sería algo así como: “Quiero sexo – no tengo sexo – salgo a buscar sexo – me integro en un entorno en el que podría encontrarme con alguna hembra que también pueda llagar a querer sexo…” Llegados a este punto, llega la fase de prueba y error que nos lleva a la siguiente “… encuentro a una hembra que puede permitirme tener sexo…” Ahora, la no siempre simple fase de seducción que nos lleva, por fin, a “tengo sexo”.

La vía dos –efectivamente, la del colectivo que estamos analizando- es bastante más corta: “quiero sexo – no tengo sexo – pago – tengo sexo”. Ni mejor ni peor: distinta. Y mucho más breve.

Siempre han existido las clases

En cuanto a lo que decíamos del lugar en la manada y del lobo y su hambre, quien más quien menos sabe que, en una manada de lobos, come antes y la mejor parte el animal de mayor estatus, mientras que los más jóvenes o débiles tendrán que conformarse con las partes menos sabrosas, con roer los huesos e incluso con pasar hambre.

En lo que se refiere a la manada humana, las diferencias no las marca el músculo, sino la cartera, de modo que quien posee una economía saludable puede permitirse más a menudo pagar por satisfacer sus pulsiones y hacerlo más a su gusto.

Si es que no somos tan diferentes entre nosotros… ni de los animales.

Botemania y la ruleta

Los juegos de azar vienen evolucionando desde la misma Edad Media, época en la que nacieron los más tradicionales, y que hoy en día siguen generando pasiones, pero con diferencias sustanciales, fundamentalmente basadas en el inestimable aporte de la tecnología.

De aquel carácter absolutamente público y de aquellos elementos y reglas improvisadas con que se jugaba en la antigüedad, pasamos a decidir y controlar nuestra participación en juegos como el Bingo, el Poker y la Ruleta desde el sofá del salón de nuestra casa o desde el sillón de nuestro escritorio Al darnos de alta en una de las tantas plataformas de juegos on-line disponibles en la red, por ejemplo, botemania.es, podremos empezar a materializar nuestras apuestas, disfrutar y competir, tanto contra otros inscriptos como contra la propia caja, según el juego de que se trate. Como podemos ver, sin ningún tipo de dificultad y sin movernos de la comodidad de nuestra casa, casinos on line como botemanía nos da la posibilidad de convertir nuestras exiguas apuestas en verdadera ganancia. Igualmente, más allá de esta máxima, tanto el monto de las apuestas como la regularidad de nuestras conexiones y nuestra participación, dependerá de decisiones netamente personales.

Ya dentro de los salones de juegos virtuales con que cuentan los casinos on-line y que podemos visitar con sólo unos pocos clicks de nuestro ratón, podremos optar por empezar alguna atrapante partida de Ruleta, con reglas claras y sencillas. Remitiéndonos al ejemplo anterior de botemanía.es – aunque el adeptos a los juegos de azar tendrán otras opciones-, podremos elegir entre la Ruleta tradicional o la Ruleta espléndida.

Para empezar a jugar por ejemplo a la Ruleta Espléndida, simplemente debemos ir a la pestaña de la misma que se encuentra junto a los demás juegos en la página principal y clickearla para ingresar y empezar a jugar. Increíblemente podemos apostar desde 10 ctms hasta 1000€.

Para hacer nuestras apuestas debemos seleccionar una ficha de la parte inferior de la página, y posteriormente, hacer otro click en el área del panel donde queremos realizar la apuesta. Si queremos aumentar o disminuir nuestras apuestas, debemos seleccionar otra ficha de diferente tamaño de la bandeja. Además tendremos la posibilidad de deshacer, eliminar, borrar, repetir o directamente, empezar a jugar. Aclarar que utilizamos la cursiva para referirnos a los botones que los mandos del juego nos ofrece, y a los que podemos recurrir según lo que deseemos.

La Ruleta espléndida, como la clásica, cuenta con dos posibilidades de apuesta: interiores y exteriores. La exteriores suelen ser más comunes, mientras que las internas tienen una recompensa económica más elevada.

Pasaremos a explicar algunos tipos de apuestas internas:

ROJO/NEGRO- PAR/IMPAR

Se apuesta en una de las casillas del largo de mesa abarcando 18 números y excluyendo el 0. La ganancia será de 1 a 1 para cada número de la apuesta. En caso de que salga 0 se pagará la mitad de la apuesta para cada jugador.

APUESTA SENCILLA

El jugador confía ciegamente en un solo número por lo que apuesta una o más fichas en el mismo. El límite de apuesta por número es de 25€ y se paga x 36 veces.

APUESTA DOBLE

Se opta por dos números colocando la o las fichas en la línea de separación entre ambos. Esta opción se paga por 18 veces la apuesta.

APUESTA DE CALLEJÓN

Nos jugamos por tres números, y lo indicamos ubicando una o más fichas en la línea que separa a la fila de números escogida del área de las apuestas externas. Se pagará la apuesta x 12.

APUESTA CUÁDRUPLE

Se apuesta a un grupo de cuatro números a los que les tengamos toda la fe. Se indica colocando las fichas en el cruce de la línea horizontal y vertical que delimita a los 4 números. Teniendo en cuenta que aumentan las posibilidades de obtener premios, se paga x 9.

APUESTA DE LÍNEA

Se apuesta a 6 números colocando nuestra/as fichas en la línea que separa las dos filas de 3 números y la que separa el área de apuestas externas. La apuesta de línea se pagará por 6.

APUESTA DE COLUMNA

Se apuesta a los números de la primera, segunda o tercera columna. Se coloca la ficha de apuesta en el lugar correspondiente de apuestas externas. Se paga 2 a 1.

Además podremos decidirnos por las apuestas de docenas, de vecinos o francesas, cada una de ellas, explicadas en las especificaciones del juego que ha diseñado botemanía.

 

Para cambiar por completo nuestras vidas

La cuestión de la calvicie puede representar un serio problema para mucha gente. Y es que, el impacto que la alopecia puede tener sobre nuestra autoestima, puede degenerar en fuertes agravantes psicológicos que nos llevan en última instancia a la inhibición social. Este es un problema que muchas personas tienen perfectamente asimilado, pero que por el contrario a otras muchas les pasa una seria factura. Estas personas pueden incluso querer rehuir cualquier contacto social o directamente no querer salir de casa.

Este es el caso de muchos hombres, que se pueden llegar a sentir intimidados por la presencia del sexo femenino. Y es más grave aún cuando aparece de forma prematura en las edades tempranas de la adolescencia, ya que el entorno social en el que se desenvuelven a esa edad puede llegar a ser más hostil y excluyente con los jóvenes que sufren problemas de alopecia.

No menos grave es cuando estos casos se producen en mujeres. Y es que dentro de lo que cabe, la alopecia masculina está mucho más aceptada en nuestra sociedad y a la mayoría de hombres les cuesta menos asumir su situación. Sin embargo, en el caso de las mujeres, la alopecia es mucho más inusual y el impacto psicológico que puede producir es todavía mayor que en el de los hombres. Estos pueden llegar a verse atractivos con la calva, pero en una mujer esta circunstancia resulta mucho más improbable.

En conjunto, dados los problemas sociales que llegan a arrastrar las personas que sufren de calvicie, sean del género que sean, es fácil constatar que un hecho así supone un grave trastorno en la vida a la que están acostumbradas. Y tanto es así, que muchas personas llegan a cambiar de manera profunda su estilo y hábitos de vida, en mayor o menor grado, en función del nivel de asimilación que tengan de su problema. Desgraciadamente, en los casos más graves, este problema puede derivar en casos de estrés y depresión que la persona difícilmente puede repeler ante una situación que cree que es irreversible.

Pero la calvicie no tiene por qué ser definitiva. Existen métodos muy efectivos para recuperar nuestro pelo, como los injertos capilares. Sus resultados son permanentes y realmente espectaculares. De manera, que si estás decidido a recuperar el esplendor de tu cabello y optas por hacerte injertos de pelo, no dudes en ponerte en manos de instituto del pelo. La clínica con más experiencia y años de profesionalidad de todo el sector.

Ventajas de la timidez

 Ana

Existen personas que tratan la timidez como si fuera un defecto cuando en realidad, no lo es. La timidez puede ser una barrera personal cuando se convierte en un muro, sin embargo, cuando una persona asume su modo de ser, es muy afortunada. La timidez también es un gran tesoro por los beneficios que produce en cierto sentido.

Uno de los grandes tesoros que produce la timidez es el del tiempo. Mientas que existen personas que se comportan como si una amistad se pudiera construir en cuestión de días, las personas tímidas tienen la sabiduría necesaria para dar tiempo al tiempo y así poder conocer mejor a los demás. El ritmo de las personas tímidas muestra que cuando se trata de construir un vínculo interpersonal, hay que tener paciencia.

Otro rasgo habitual en las personas tímidas es la actitud adecuada para escuchar durante el tiempo que haga falta a otra persona. Las personas tímidas son grandes confidentes por lo que pueden ser un punto de apoyo perfecto en un momento de dificultad. Las personas tímidas también son personas nobles que no quieren acaparar el centro de atención en todas las celebraciones y dan importancia a los demás.

Una persona tímida genera cierto grado de misterio, es decir, despierta la curiosidad sana en los demás que desean saber un poco más acerca de cómo es su mundo interior.

Además, la timidez también es una gran virtud ya que propicia la introspección saludable de mirar dentro de uno mismo y dejar lo externo en un segundo plano. Esta capacidad de reflexión sobre uno mismo te ayuda a crecer como persona y a ser feliz.

El encanto de la timidez es infinito, por tanto, acepta tu modo de ser tal y como es. Lo importante es que te comprendas a ti mismo porque cuando te quieres a ti mismo, los demás también lo hacen.

Cómo ver menos la televisión

 13A2 living room ~ west {notes}

No es muy saludable ver un tiempo excesivo la televisión cada día ya que la verdadera salud surge de una vida activa. El bienestar emocional va de la mano del contacto con la naturaleza, de las relaciones sociales, del disfrute del ocio y del trabajo. La televisión es un buen medio de entretenimiento pero vivido en su dosis exacta y justa, de lo contrario, es una auténtica pesadez. Te damos las claves para ver menos tiempo la televisión.

1. En primer lugar, evita la costumbre de comer o de cenar en compañía de la tele. Incluso el silencio puede ser un buen compañero en la sobremesa.

2. En segundo lugar, haz una lista de cincuenta posibles opciones de ocio alternativas a la televisión. Aunque pueda parecerte una lista muy larga, es mejor que dediques un tiempo a este tema para darte cuenta de la cantidad de diversiones que tienes a tu alcance.

3. Aprende a disfrutar del silencio en tu hogar. Es decir, puedes tumbarte en el sofá para leer un buen libro. O simplemente, estar ahí, mirando al techo, sin pensar en nada más y dejando que pase el tiempo.

4. Apaga la televisión cuando llegue un invitado a tu casa y no la dejes como una banda sonora de fondo. Disfruta de la conversación amena y distendida con ese amigo.

5. Marca un tiempo diario máximo de permiso para ver la televisión. Del mismo modo, también puedes establecer unos horarios en función de aquello que se adapte más a tus necesidades.

6. Evita tener más de una televisión en casa ya que es una buena opción ver la tele en familia. Evita el individualismo de que cada uno esté en su cuarto viendo lo que le gusta porque ver la tele juntos también es una forma de compartir y pasarlo bien con un plan sencillo y muy económico.