Cómo marcar límites a tu madre

Thank You

La relación madre e hijo es compleja, en general, es muy intensa. No siempre es fácil marcar una distancia sana en una relación que implica que los hijos vuelen en solitario en algún momento. Eso no significa dejar a la madre atrás en algún momento definitivamente sino que la relación cambia porque el hijo ya es autónomo e independiente.

Es decir, es una persona capaz de tomar sus propias decisiones y con fuerza suficiente para saber lo que quiere sin necesitar del amparo de mamá igual que sucedía en la etapa de la infancia.

1. Aprende a decir no a tu madre y a marcar límites. Es muy importante que te mantengas firme cuando digas que no a algo, de lo contrario, las madres también pueden aplicar el chantaje emocional para lograr lo que quieren. Algunas madres también pueden querer despertar la compasión de sus hijos.

2. Sé coherente con tus decisiones. Es decir, si de verdad quieres mostrar que eres una persona autónoma e independiente, entonces, tienes que serlo para todo.

3. Apuesta por los momentos de calidad. Es decir, con el paso de los años y la madurez, la relación entre madre e hijo cambia de una forma sustancial. En muchos casos, se comparte menos tiempo en común que en la niñez, sin embargo, los planes conscientes también aportan una calidad y una ilusión especial.

4. Los roles también cambian. Conforme los padres se hacen mayores son los hijos los que tienen la responsabilidad de estar pendientes de su cuidado para que tengan una buena calidad de vida en la tercera edad.

5. Si tu madre te llama por teléfono un montón de veces cada día, explícale la situación y limita el número de llamadas, únicamente, a una. Aprende a decir lo que piensas sin miedo porque las madres también pueden ser muy receptivas a los mensajes de sus hijos.

Cinco “tips” para mejorar tu autoestima

Reza el proverbio que no se puede amar a nadie si antes no nos amamos a nosotros mismos. Sin embargo, como suele pasar, de la teoría a la práctica hay un abismo y, quien más quien menos, tiene sus complejos y sus pequeños (o a veces no tan pequeños) problemas de autoestima.

Además, la sociedad en la que vivimos, en la que se da un valor sobredimensionado a la imagen, es un elemento de presión que nos obliga a medirnos según estereotipos poco realistas y que contribuye a generar más complejos, especialmente entre los más jóvenes y durante periodos ya caracterizados por la inestabilidad emocional, como la adolescencia. Por eso, en este artículo queremos darte algunos trucos o “tips” para quererte a ti mismo, mejorar tu autoestima y ser más feliz:

1.- Cambia el chip y piensa lo mejor de ti mismo: si no vas muy sobrado de autoestima puede que estés acostumbrado a pensar cosas negativas de ti mismo. Es hora de cambiar el chip. En lugar de centrarte en tus (supuestos) defectos, céntrate en tus virtudes. Las tienes, como todo el mundo, y sólo es cuestión de que te dediques a buscarlas y a convencerte a ti mismo de tus atributos.

2.- Todo tiene solución: Si tus complejos te impiden avanzar, piensa que todo tiene solución. Si realmente tienes un defecto físico o hay una característica de tu cuerpo que te hace infeliz, plantéate cambiarlo. Por ejemplo, si tu calvicie es un problema grave para ti, piensa en la posibilidad de un Transplante de pelo, si tu pecho te produce una gran insatisfacción, plantéate una reducción de busto, etc. Hoy en día existen múltiples opciones que pueden ayudarte a verte mejor y a aumentar tu autoestima.

young woman looking into a mirror

3.- No te castigues: todos cometemos errores, fallamos o pasamos por momentos que no salen como quisiéramos. Sin embargo, no aproveches estas situaciones para castigarte y recordarte constantemente tu incompetencia o tus defectos, sino todo lo contrario, tómalas como una oportunidad para aprender de la experiencia y mejorar.

4.- No te midas con los demás: cada persona es única y especial. Por eso, no tiene sentido compararse con los demás. Potencia aquellos aspectos de tu físico o de tu personalidad que te hacen único y no trates de imitar a nadie. Mejor ser un buen original que una mala copia.

5.- Aprende a pasar de la opinión de los demás: es bueno escuchar la opinión de amigos y familiares, pero no dejes que lo que los demás opinan condicione tu físico o tu personalidad. Aprende a escuchar a tu corazón y guíate por tus sentimientos. Siempre puedes pedir consejo, pero no dejes que los demás guíen tu vida y te sentirás mejor con ti mismo.

Envejecer con salud emocional

Talking Cumplir años es ley natural puesto que soplar más velas en la tarta de cumpleaños cada año es una suerte y todo un privilegio vital que no todas las personas tienen. El misterio del tiempo trasciende las razones de la lógica a nivel humano.

1. En primer lugar, para tener una buena calidad de vida a nivel emocional también es muy importante que realices ejercicio físico, por ejemplo, salir a caminar todos los días es una costumbre muy sana para personas de todas las edades ya que a través de un paseo acabas con el sedentarismo. Por otra parte, al salir a dar un paseo también respiras aire puro, te obligas a ti mismo a salir a la calle, ver otras caras, conocer gente nueva y desconectar de tu propia rutina.

2. Tener una mascota también es muy sano para poder tener una ocupación, alguien a quien cuidar, una compañía y una ilusión. Los animales también son muy fieles, el perro es el símbolo por excelencia de la fidelidad que un perro tiene hacia su amo.

3. Disfruta del momento presente, es decir, cumplir años en el calendario también implica tener el realismo de saber que por lógica, queda menos tiempo de vida, sin embargo, el carpe diem es vital en nuestro día a día. Es decir, es muy efectivo tener calidad de vida y mucha ilusión dando valor a la magia de este instante.

4. Cuida de ti mismo y conviértete en tu prioridad. Existen personas que cuando son abuelas, cuidan de sus nietos renunciando incluso a su propio tiempo y a su espacio personal. Sin embargo, disfruta de tu jubilación, siente la magia de la propia vida y sonríe como mereces porque es tu vida y estás en tu momento.

5. La vida es maravillosa en cualquier momento de la vida, por tanto, saca partido a tus vivencias.

6. Sigue las indicaciones médicas para cuidar de ti mismo porque es el experto que puede orientarte en temas de salud.

7. Ama la vida como la vida te ama a ti.

Las bases del enamoramiento sano

Las bases del enamoramiento sano

El estado de enamoramiento es muy bonito y especial, sin embargo, todo depende de cómo se viva esta realidad. Existen personas que en esta fase de su vida sufren más que nunca porque se sienten muy vulnerables al poner todo su valor en la otra persona.

Existen personas que hacen del deseo de ser amadas una máxima necesidad, olvidando que el corazón no se fuerza y nadie puede interceder en la voluntad ajena porque el amor es libre.

Ni siquiera uno mismo, decide de quién se enamora, es decir, cualquier ser humano se enamora en el momento más inesperado, de la persona que menos había imaginado y sin que medie una planificación previa.

1. En primer lugar, para disfrutar del momento de enamoramiento es básico vivir el momento presente, vivir el aquí y el ahora sin pensar en qué puede pasar mañana. De lo contrario, el sufrimiento es prácticamente inevitable ya que nadie puede predecir qué pueda pasar mañana.

2. Quédate con el lado bonito de estar enamorado y no pongas tu atención en los factores negativos. Uno de los aspectos negativos del enamoramiento es la incertidumbre, la presión que se vive por ese no saber. Pero en cambio, el lado positivo es el enamoramiento en sí mismo que es un gran regalo.

3. Piensa que cada nueva oportunidad que se cruza en tu destino es distinta a la anterior. Por tanto, no juzgues tu actual relación bajo los parámetros de una anterior oportunidad. Evita cometer los errores del pasado, intenta que tu experiencia te sirva de algo porque es muy importante tener esperanza en el ser humano. Y no existe mayor esperanza que la que surge del amor sano.

4. Asume las debilidades que sientes como algo natural porque no existe nadie que sea perfecto.

5. Cuida de ti mismo y aprende a protegerte para no sufrir más de lo debido en caso de desamor. Darte sin límite en una fase de enamoramiento puede ser un tanto imprudente cuando no sabes cómo puede reaccionar el otro.

Foto – Fotos Wiki

Cómo tomarte la muerte con sentido del humor

Happiness - Summer 2008

Hoy es un día muy especial para muchas personas que quieren rendir un merecido homenaje a todos los seres queridos ausentes en el día 1 de noviembre, día de Todos los Santos, fecha en la que se venden más flores naturales y artificiales para llevar a la tumba de familiares cercanos.

Sin embargo, la muerte se convierte en ese fantasma que al más puro estilo de Halloween produce mucho temor a muchas personas que viven sometidas al miedo de lo desconocido. Lo que de verdad produce la muerte es miedo no tanto al final de la existencia como al hecho de no saber qué viene después.

Muchas personas tienen creencias religiosas a las que se agarran con fuerza para superar este miedo a la muerte, sin embargo, el humor también es muy importante para relativizar este temor y para burlar la muerte con la alegría que produce la vida.

1. En primer lugar, tómate la vida con más sentido del humor como si fuese un chiste. Es un error llevarlo todo al drama de tomarte las cosas demasiado en serio.

2. Disfruta del momento presente de verdad y cuando a tu mente venga el temor a la muerte, plantéate qué puedes hacer para aprovechar ese instante, es decir, para vivir de verdad y para ser feliz.

3. El tiempo pasa de una forma inevitable y cuando das espacio en tu vida al miedo, te pierdes muchos matices de la existencia. En ese caso, disfruta del momento presente con la ilusión de saber que no existe mejor momento que este.

4. Ríete de ti mismo, asume las críticas, tómate la vida como un juego en el que nunca pierdes sino que siempre ganas porque cada día aprendes algo nuevo.

5. Reflexiona en este día de Todos los Santos sobre los diez motivos que tienes para ser feliz de verdad a partir de ahora.

Cómo canalizar el exceso de sensibilidad

Cómo canalizar el exceso de sensibilidad

La sensibilidad es muy buena y muy oportuna porque es un rasgo típicamente humano. Las personas no sólo somos razón, es decir, pensamos y tener la capacidad de reflexionar pero también, tenemos un corazón grande que siente. Una persona de buen corazón se alegra por las cosas positivas y sufre ante las tristezas.

El exceso de sensibilidad se vuelve en contra de quien sufre en exceso por comentarios que alguien ha hecho o por sucesos externos que en realidad, es importante aprender a relativizar para no vivir con el corazón en un puño las 24 horas del día. Es vital buscar el equilibrio entre razón y corazón para vivir en armonía y con seguridad en uno mismo.

1. En primer lugar, conviene analizar la causa de ese exceso de sensibilidad porque puede indicar que algo está pasando en el mundo emocional de la persona y conviene pedir ayuda a tiempo. Si ese exceso de sensibilidad interfiere en tu vida de una forma negativa en cualquier momento, entonces, reflexiona.

2. Además, también puedes poner en práctica el sentido del humor para reírte más no sólo del entorno, sino también, de ti mismo y de todo aquello que puede ser visto bajo la óptica de la ironía. La vida es una fiesta en la que lo importante es disfrutar.

3. Canaliza la sensibilidad a través del arte, por ejemplo, puedes utilizar la práctica de la escritura para redactar en un diario todo aquello que te afecta, describir lo que hay en tu corazón y tener claridad de ideas. Cuando estamos desbordados por una emoción no podemos pensar con claridad.

4. Evita hacer hipótesis y juicios de valor cuando te falta información para analizar una situación desde el punto de vista global y general.

5. No hagas como que algo no te ha dolido cuando en realidad sí que te ha herido, no tapes tu verdadero modo de ser y sé tú mismo.

Foto – Autoayúdate

Piensa en ti para ser feliz

Possibilidades

Piensa en ti para ser feliz sin creer que es egoísta darte importancia a ti mismo en tu propia vida. Si tú no lo haces, entonces, nadie lo hará de la forma que esperas y necesitas. La vida es bella y es importante recordarlo todos los días, para ello, piensa en ti para ser feliz, no te tomes las cosas tan en serio, también es importante recordar que la vida es una fiesta que tiene un punto de frivolidad.

Piensa en ti desde todos los puntos de vista. En primer lugar, en el plano personal, es importante que pienses en la recta final de año qué cambios te gustaría hacer en tu vida para vivir mejor y ser más feliz el próximo año. De lo contrario, si sigues haciendo lo mismo, entonces, estarás estancado en el mismo punto. Existen personas que son expertas en posponer sus decisiones de amor, como si los asuntos del corazón se solucionaran por sí mismos cuando en realidad, no es así.

Piensa en ti para ser feliz también a nivel laboral. Es decir, si haces un trabajo que no te gusta, entonces, no te conformes por el simple hecho de que estamos en un momento de crisis y que no es fácil encontrar trabajo. En realidad, mientras tú crees en ti mismo, todo lo demás es posible. Busca tu vocación, persigue tus sueños, sé constante, abre nuevas puertas y piensa que todo es posible porque los límites están más en la mente que en la realidad.

También es muy importante que pienses en ti para cuidar tu salud. Por ello, con la llegada de 2014 es un momento excelente para establecer compromisos saludables, por ejemplo, dejar de fumar, salir a caminar todos los días, tener una alimentación saludable…

Piensa en ti y deja de lado los prejuicios que te llevan a creer que pensar en uno mismo es un síntoma de egoísmo y de vanidad.

Cómo pasarlo bien sin compañía

La necesidad de estar acompañado siempre puede ser agotadora porque es literalmente imposible tener siempre a alguien al lado. Por ello, es un aprendizaje muy importante el de estar a solas con uno mismo y disfrutar de la compañía que reporta el yo. Es decir, para ser amigo de otras personas en primer lugar tienes que ser capaz de ser un buen amigo tuyo. Por esta razón, te damos las claves para pasarlo muy bien sin necesidad de tener compañía.

1. En primer lugar, piensa en la gran ventaja de disfrutar de planes que habitualmente están asociados con la idea de disfrutarlos con amigos. Por ejemplo, piensa en que cuando vas al cine tú solo tienes total libertad para elegir la peli que más te apetece ver, el horario que mejor se adapta a tu agenda y la sala de cine que está más cerca de tu casa.

En cambio, cuando vas al cine acompañado tienes que negociar para decidir la mejor opción. De hecho, cuando disfrutas del ocio a nivel individual, también eres libre de improvisar el plan en el último momento porque tú dispones de tu tiempo sin adaptarlo a los demás.

2. El tiempo de soledad te ayuda a centrarte en ti mismo y a desconectar de los planes sociales. Así encuentras el equilibrio entre estar solo y estar acompañado. Por otra parte, los momentos de soledad también son muy propicios para recordar esos momentos especiales que has disfrutado en compañía de otra persona. La memoria es muy rica.

3. Puedes leer revistas, leer libros, ir a la biblioteca, asistir al teatro, salir a pasear, dibujar, pintar, escribir relatos, navegar por internet, ver la televisión, escribir cartas… Son planes con los que puedes disfrutar de un rato agradable en tu agradable compañía.

Cómo ver la vida en tonos rosas

Pink Sunset of My Dreams Free Creative Commons Waikiki Beach, Hawaii

Siempre se dice que la vida no es de color de rosa y lo cierto es que a lo largo de la existencia existen muchos momentos amargos de dolor y sufrimiento que pueden producir heridas. Sin embargo, la vida sí puede verse en un color amable y agradable porque lo que de verdad determina una vida feliz es la actitud de creer en uno mismo y de confiar en la vida y en las personas. Nosotros podemos llegar a ser nuestros mayores enemigos, o por el contrario, nuestros principales aliados.

Por ello, ahora que está a punto de comenzar el 2014 es positivo empezar el año con la convicción de que lo mejor está por venir y que la vida puede darte lo mejor. O mejor dicho, eres tú quien puedes ofrecer lo mejor de lo mejor a la vida ya que está en tus manos abrir el corazón, darte de forma desinteresada, buscar la verdad y confiar.

Imagina que te dan unas gafas que transforman el pensamiento negativo en optimismo y el dolor en alegría. Esas gafas que sirven para ejemplificar este ejercicio metafórico, en realidad, es tu mente que puede poner el foco de atención en una dirección u otra dependiendo del momento, las circunstancias y las ganas que tú mismo tienes de que las cosas sean distintas.

Para lograr el cambio, en primer lugar, tienes que evitar conformarte y quedarte estancado con el lugar que tienes. Por otra parte, tienes que saber hacia dónde te diriges, quién eres y qué quieres hacer con tu vida. Para finalizar, tienes que abrir los ojos de par en par, como ventanas, por las que entra el aire y la luz del sol cada mañana. De lo contrario, cuando te dejas atrapar por la tristeza, te pierdes muchos matices de la realidad y no logras ver toda la luminosidad de los demás, del mundo y de ti mismo.

Píldoras de optimismo en el día a día

El optimismo implica aprender a ver el vaso de la alegría medio lleno en vez de medio vacío, por ello, es muy importante disfrutar del momento presente con la ilusión de saber que la vida es bella y que la existencia es una experiencia maravillosa.

1. En primer lugar, sonríe más porque recibirás muchas sonrisas a cambio. Es decir, cuando tú cuidas los detalles en las relaciones sociales también te ríes con mucha facilidad.

2. Ama la vida de verdad con el corazón al cien por cien porque cuanto más te implicas, más recibes.

3. Enciende la televisión para ver tu programa de televisión favorito o disfrutar del nuevo capítulo de tu serie semanal. La televisión también hace mucha compañía, en especial, a las personas que viven solas.

4. Puedes buscar información en internet sobre blogs de pensamiento positivo o buscar medios especializados, únicamente, en noticias optimistas que muestran el lado más bello del mundo.

5. Pon música de fondo en casa, pon el cd de un autor alegre y lleno de vida y de fuerza. Tu cantante favorito te hará sentir bien contigo mismo.

6. Sal a caminar y siéntate en un banco cerca de un parque. Observa la alegría de los niños jugando, verás cómo te llenas de esa ilusión a través de la observación porque las cosas buenas también producen un efecto imán.

7. Acude a visitar a tus padres para que su cariño y su compañía te dé fuerza. Nadie cuida de ti como tus padres en un mal día.

8. Piensa en aquellos que lo están pasando mal. Por ejemplo, puedes dar una limosna a un mendigo que pide limosna en la puerta de una iglesia.

9. Anímate a pedir un abrazo si lo necesitas porque el contacto físico refuerza tu bienestar.

10. Salir a hacer ejercicio físico también aumenta tu optimismo. Recuerda que el running está de moda.

11. El optimismo está dentro de ti, por tanto, no lo busques únicamente fuera. Busca el equilibrio en la vida.